Science Spain , Valladolid, Tuesday, January 23 of 2018, 14:56

La UVa quiere duplicar su oferta de contratos posdoctorales

Así lo ha avanzado el rector, Daniel Miguel San José, durante una visita institucional de la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, al IBGM

Cristina G. Pedraz/DICYT La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha visitado hoy las instalaciones del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM), centro mixto de la Universidad de Valladolid (UVa) y el CSIC, donde 21 grupos realizan investigación sobre la fisiopatología molecular y celular de enfermedades de alta incidencia, como las cardiovasculares, las respiratorias, las metabólicas, las neurodegenerativas o las tumorales. Durante la visita, el rector de la UVa, Daniel Miguel San José, ha avanzado que la intención de la Institución académica es “doblar” el número de contratos posdoctorales que oferte el próximo año.


“Queremos paliar una situación absurda, formar doctores que acaban su formación en el extranjero, y sin embargo luego no podemos hacer que retornen, lo que nos supone una gran pérdida como país”, ha recalcado el rector, quien ha insistido que los programas de contratos posdoctorales actuales “se quedan cortos”, a diferencia de lo que ocurre con los programas predoctorales.


En declaraciones recogidas por DiCYT, Daniel Miguel también ha apuntado que, mientras que en los países de nuestro entorno el 66 por ciento de los posdoctorales se incorporan a la empresa, en España esta cifra se sitúa en el 52 por ciento, reduciendo las salidas laborales de estos profesionales.


Por su parte, Vela ha reconocido que, tras pasar unos años “muy malos”, se están empezando a recuperar las inversiones en ciencia, por ejemplo, la tasa de reposición de los investigadores. “En 2015 se recuperó el cien por cien de la tasa de reposición de científicos”, ha subrayado, al tiempo que ha incidido en que en el último año “5.000 personas se han incorporado al sistema de I+D+i en España”.


No obstante, Vela apuesta por una financiación mixta de la investigación, basada en las ayudas públicas pero también en el mecenazgo. “En países como Reino Unido el 50 por ciento de la financiación de la investigación biomédica se logra a través del mecenazgo. En España muchas asociaciones, bancos y otras entidades están patrocinando la investigación, pero el mecenazgo no es algo que esté en nuestra cultura”, ha asegurado.


Investigación orientada a resolver problemas de las personas


Por otro lado, la secretaria de Estado de I+D+i ha destacado el “buen equilibrio” del IBGM en torno a la generación de conocimiento orientada a resolver problemas, como el cáncer hereditario de colon o de mama. “El IBGM está trabajando directamente con la Consejería de Sanidad para que todo ese conocimiento desarrollado pueda revertirse en los ciudadanos, que son quienes nos pagan, en forma de mejores diagnósticos, mejores productos y mejores soluciones para sus patologías”, ha destacado Vela, quien considera que el mayor valor del centro de investigación vallisoletano “se encuentra en las personas, en los investigadores”.


La secretaria de Estado ha visitado el Servicio de Células Madre del IBGM, dirigido por Ana Sánchez, catedrática de la Universidad de Valladolid, una unidad creada con fines terapéuticos para impulsar y dar soporte científico y técnico a los programas de terapia celular de los hospitales universitarios locales.


También ha conocido el trabajo del Servicio de Microscopía, coordinado por la investigadora del CSIC María Ángeles Balboa, y del Laboratorio de Lípidos Bioactivos y Lipidómica de Jesús Balsinde, profesor de investigación del CSIC y actual director del centro, donde se estudian los lípidos como herramienta de gran utilidad a la hora de realizar un diagnóstico precoz de enfermedades, determinar nuevos biomarcadores, identificar dianas terapéuticas y hacer un seguimiento de las patologías y las terapias aplicadas. Finalmente, ha recorrido el Laboratorio Splicing y Susceptibilidad a Cáncer dirigido por Mercedes Durán, investigadora de la UVa, el cual desarrolla el programa regional de diagnóstico de cáncer hereditario.