Science Spain , León, Wednesday, April 20 of 2005, 20:54

Los halcones que los países árabes importan de Europa se adaptan mal al calor

Jaime Semour, director médico del Fahad bin Sultan Falcon Center, en Arabia Saudí, ha intervenido en la jornada de apertura del simposium internacional sobre biomedicina en aves de presa

María Jesús Fernández/DICYT Los países árabes recurren a la importación de halcones procedentes del extranjero para paliar las condiciones climáticas desfavorables para estas aves de presa en Oriente Medio y la Península Arábiga, que dificultan su reproducción. Esta práctica genera un mercado que mueve grandes cantidades de dinero, pero que también ocasiona problemas de salud a las aves como consecuencia del cambio de temperatura al que se ven expuestas. Así lo ha explicado a DICYT Jaime Semour, director médico del Fahad bin Sultan Falcon Center, en Arabia Saudí, que hoy ha intervenido en la jornada de apertura del Simposium Internacional sobre biomedicina en aves de presa que se celebra en la Universidad de León.

Jaime Semour explica que la cetrería es una práctica muy extendida y con gran tradición en los países árabes, si bien el clima extremo del desierto dificulta su reproducción, por lo que recurren a la importación de halcones de Europa y también de otros países como Estados Unidos y Canadá. Según explica, estas compras han dado lugar a un mercado que mueve grandes cantidades de dinero, en el que se han llegado a pagar hasta 250.000 dolares por un ejemplar de halcón y, en concreto, de la especie sacre, una de las más consideradas, según señala. Entre las cualidades que se tienen en cuenta en este mercado destacan el color, el tamaño y el marcaje de cada animal.

 

Sin embargo, estas operaciones de importación pueden generar trastornos en la salud de las aves a causa de los cambio de las condiciones climáticas a las que se ven sometidos. Semour precisa que en Europa se reproducen en primavera, que es cuando el clima es favorable y aunque se mandan a los países árabes una vez que ya ha pasado el calor más intenso, todavía se enfrentan a una temperatura y humedad muy altas. Esto provoca, según explica, que las aves sufran problemas respiratorios y enfermedades provocadas por hongos como consecuencia del cambio de clima y de alimentación que reducen su inmunidad y aumentan su vulnerabilidad para contraer estas enfermedades. Además, como ha explicado Semour a DICYT, hay muchas enfermedades en el Medio Oriente que no se dan en Europa y a las que las aves no presentan inmunidad.

 

En este sentido, Semour destaca que el veterinario debe promover el uso de la medicina preventiva por medio de vacunaciones de las enfermedades más comunes, como la viruela aviar. También resalta la importancia de realizar chequeos generales, radiografías, muestras de sangre y análisis parasitológicos. Para todo ello, la mayor parte de los países árabes, dada la importancia que dan a estos animales, disponen de hospitales veterinarios especializados en halcones, según apunta Semour.

 

La intervención del director médico del Fahad bin Sultan Falcon Center ha tenido lugar en la jornada de apertura del Simposium Internacional sobre biomedicina en aves de presa que se ha inaugurado hoy en la Universidad de León. En el transcurso del acto de presentación, el director del encuentro y profesor de la Facultad de Veterinaria, Maximino Fernández, destacó la importancia de la vinculación entre estudio de la medicina de estos animales y su conservación.