Health Spain , Salamanca, Friday, October 17 of 2008, 15:09

Los nuevos materiales permiten grandes avances en ortopedia

La Universidad de Salamanca ha inaugurado hoy la cuarta edición de su título propio de Experto en Ortopedia

JPA/DICYT La creación de nuevos materiales por parte de la Ingenería Química está posibilitando grandes avances en el mundo de la ortopedia, según han explicado hoy los responsables del título propio de Experto en esta materia de la Universidad de Salamanca, que ha puesto en marcha su cuarta edición. Las innovaciones más importantes son las que permiten compaginar diferentes materiales que aporten propiedades complementarias, como la rigidez y la adaptación al cuerpo humano.

 

"Los avances se centran en la utilización de nuevos materiales, como las fabricaciones de neopreno, cada vez más finas, cómodas de llevar, elásticas, livianas y con mejor adaptación al cuerpo", ha señalado el director del título, José Antonio de Pedro, en declaraciones recogidas por DiCYT. Otro ejemplo son las aleaciones en las que se mezclan compuestos como los ácidos poliláctico, poliglicólico, que también se pueden moldear con calor. En general, la clave está en la asociación de materiales. "Hasta hace poco, por las propias características de los materiales, algunos eran incompatibles, pero ahora los ingenieros químicos investigan y permiten que se puedan combinar. Por ejemplo, los materiales rígidos o semirrígidos eran incompatibles con materiales elásticos, pero hoy en día es posible: sujetar y dar firmeza, pero permitir también el movimiento de la articulación", señala el especialista.

 

Las prótesis que más se demandan están relacionadas con afecciones degenerativas: fajas, rodilleras, coderas o collarines. Sin embargo, el mundo del deporte también es muy importante para esta industria, con la fabricación de protecciones para la prevención del accidentes: espinilleras, hombreras y similares.

 

Fabricación personalizada

 

Este título propio sólo se imparte en tres universidades españolas y está en relación con el mundo de la industria. "Está orientado sobre todo a farmacéuticos y es práctico en un 80%, ya que aprenden a hacer moldes de escayola o fajas. Tenemos mucha relación con las industrias fabricantes, de manera que hay módulos en los que los alumnos acuden a las fábricas donde se crean los implantes que luego van a usar en la clínica", comenta el director. La salida profesional está enfocada a poner un establecimiento de venta, diseño y fabricación de implantes. "El médico es el que prescribe, pero ellos son los que fabricarán los modelos, porque muchos están hechos a medida, no vale la fabricación en serie, sino que tendrán sus propios talleres. La mayoría se hacen con termoplásticos, se moldean", añade.

 

En esta cuarta edicón, cuya duración es de seis meses, participan 20 inscritos. La teoría está disponible on line, aunque siempre con un enfoque práctico, mientras que la práctica es presencial y se basa en tareas como la disección en cadáver y trabajos de manualidades. Este título está organizado por la Fundación General de la Universidad de Salamanca y el Colegio de Farmacéuticos de Salamanca.