Environment Spain , Valladolid, Thursday, December 12 of 2013, 15:06

Un Atlas recoge toda la información sobre el clima, la agricultura y la ganadería de Castilla y León

La obra, que puede consultarse en edición impresa y online, se ha elaborado en los dos últimos años y consta de 67 mapas

Cristina G. Pedraz/DICYT El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL) y la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) han creado un Atlas que recoge toda la información sobre el clima, la agricultura y la ganadería de la comunidad. La obra, que puede consultarse en edición impresa y online, se ha elaborado en los dos últimos años y consta de 67 mapas. Así lo ha explicado David Nafría, jefe de Unidad de Información Geográfica e Innovación del ITACYL, quien ha presentado hoy en Valladolid junto a María Nieves Garrido, jefa de Unidad de Estudios y Desarrollos de la Delegación Territorial de AEMET en Castilla y León, el Atlas Agroclimático.


Como ha detallado en palabras recogidas por DiCYT, el proceso de elaboración del Atlas ha constado de una primera fase “de recopilación de datos, fundamentalmente de la AEMET y de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, aunque también de terceras entidades como el CSIC y las confederaciones hidrográficas”. Posteriormente, “se han cartografiado todos los datos, es decir, se han elaborado los mapas” y, por último, “se ha procedido a la simbolización, a elaborar un mapa presentable y atractivo”.


Nafría ha apuntado que los mapas del Atlas se circunscriben a cuatro apartados principales: edafología y ocupación del suelo, actividad agraria, industrias agroalimentarias y figuras de calidad, y climatología. En el apartado de edafología y ocupación del suelo se pueden consultar mapas de coberturas del suelo dominantes, espacios naturales, clases WRB (Base Referencial Mundial del Recurso Suelo/FAO) y fases limitantes. Por otro lado, el apartado de actividad agraria contiene mapas sobre agricultura (regadíos, hortalizas, frutales, viñedos, leguminosas-grano, etc.) y ganadería (carga ganadera, densidad total porcina, ovino-caprina, bovina, etc.); y el de industrias agroalimentarias y figuras de calidad sobre el sector lácteo, cárnico, vinícola, legumbres, derivados de cereales, etc.

 

Finalmente el apartado climatología, como ha precisado María Nieves Garrido, contiene tres grandes tipos de mapas, “mapas que describen el clima general de Castilla y León, mapas de caracterización climática de la comunidad y mapas de índices derivados de especial interés agrícola (como evapotranspiración, periodos libres de heladas o fechas recomendadas de siembra de cultivos de primavera, entre otros)”.

 

Por su parte Diego Cubero, de la Delegación Territorial de AEMET en Castilla y León, y Alberto Gutiérrez, de ITACYL, han explicado las características del Atlas online. “Se trata de una herramienta de consulta que dispone de los datos del Atlas de una manera comprensible para todos”, han destacado. La herramienta consta de un visor que permite, a través de múltiples capas y vistas, realizar consultas y elaborar informes con los datos del Atlas. “Toda la información de base, los datos brutos, para la realización de los mapas se puede descargar, de forma que el usuario avanzado y con interés puede sacar rendimiento a esos datos”, afirman.

 

Contenido libre


David Nafría ha señalado que el proyecto ha permitido “abrir un ámbito de colaboración importante entre la AEMET y ITACYL”. Asimismo, ha recordado que todo el conjunto de datos creado “tiene una licencia Creative Commons, de forma que todos los ciudadanos son libres de usar estos datos con el único requisito de citar la fuente, con el objetivo que el Atlas tenga la mayor difusión posible y porque es un servicio público”.


Por otra parte, ha asegurado que estos mapas “han supuesto muchas formas de trabajar que pueden aplicarse a otros tipos de mapas, es decir, tenemos datos y métodos de trabajo que con pequeñas modificaciones se pueden aplicar a otros ámbitos”. Además, ha subrayado que datos como las figuras de calidad o los productos cárnicos o agrícolas cambian con el tiempo de modo “que se irán actualizando periódicamente en la página web”.