Nutrition Spain , León, Monday, October 25 of 2010, 15:29

Un científico propone que tres zonas de la provincia de León se conviertan en geoparques

El geólogo del IGME Roberto Rodríguez cree que Los Ancares, Riaño y Mampodre y la Montaña Occidental podrían lograr esta acreditación

Antonio Martín/DICYT El científico del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) Roberto Rodríguez, propone que tres zonas de la provincia de León opten por la catalogación de geoparque, una acreditación creada por la Unesco que reconoce a un territorio que comprende uno o más sitios de gran importancia científica. Todas estas zonas están en la Cordillera Cantábrica y se tratan de Los Ancares, la Montaña Occidental y el entorno de Riaño y Mampodre. "Es sorprendente que en León existan hasta siete reservas de la biosfera [una figura equivalente en la Biología al geoparque en Geología] y no haya ninguna iniciativa que intente conseguir un geoparque", resalta el investigador, jefe del área de Cartografía Geológica. España cuenta actualmente con cinco geoparques de los 64 de todo el mundo y otras 12 iniciativas en diferentes comunidades autónomas pretenden extender esta figura por el territorio.

 

Luis Roberto Rodríguez (La Virgen del Camino, 1952) es doctor en Geología por la Universidad de Oviedo y participará mañana, 26 de octubre, en el Ciclo de Conferencias de Actualidad Científica y Cultural de la Fundación Carolina Rodríguez y la Universidad de León. Con su conferencia Las guías geológicas de parques nacionales como ejemplo de divulgación del patrimonio geológico pretende "movilizar a la sociedad científica leonesa" para conseguir la declaración de geoparque para estos tres entornos, afirmó a DiCYT. Para que una solicitud sea tramitada por el organismo de la ONU, es necesario que una institución local (como, por ejemplo, un ayuntamiento o una diputación provincial) la presente y que tenga el apoyo de una institución científica (verbigracia, un centro de investigación como el IGME). Rodríguez piensa que Los Ancares, Riaño y Mampodre y la Montaña Occidental "podrían lograr esta catalogación si se cumplen los requisitos".

 

Actualmente, cinco espacios españoles cuentan con la catalogación de geoparque. Estos lugares están muy focalizados, en Aragón (El Maestrazgo y Sobrarbe) y Andalucía (Cordilleras Subbéticas y Cabo de Gata). En el último mes, se ha incorporado a la lista Zumaya, en el País Vasco. Existen actualmente, según recuerda Rodríguez, 12 iniciativas que pretenden valorar con esta acreditación otros tantos puntos del país. Entre ellas están las de Arribes de Duero (Salamanca y Zamora), Alto Ebro (Palencia y Burgos) y las vertierntes segovianas de Guadarrama y Ayllón. Como ocurre a nivel nacional, la red de geoparques planetaria promovida por la Unesco no es muy extensa y se ubica especialmente en ciertos territorios. De los 64 que hay reconocidos actualmente, 37 se encuentran en Europa. El resto se distribuye por Asia, esencialmente en su parte oriental.

 

Protección del patrimonio geológico

 

El científico del IGME aboga porque "el patrimonio geológico, a través de su inventariado y conservación, esté incluido en alguna ley como, por ejemplo, la de Desarrollo Sostenible", para promover su divulgación y garantizar su supervivencia. En esta línea opinan de forma corporativa tanto el Instituto Geológico y Minero de España como la sociedad geológica y el colegio de geólogos nacionales.

 

En los geoparques se demuestran los métodos para la conservación del patrimonio geológico así como los métodos para la enseñanza de disciplinas geocientíficas y aspectos ambientales más amplios. Estas acreditaciones colaboran entre sí y existe, además de la red mundial promovida por la Unesco, otras dos a escala europea e ibérica. Estos sistemas colaborativos pretenden que cada geoparque se beneficie de medidas conjuntas de protección y gestión de patrimonio geológico.

 

Unas guías mostrarán el patrimonio geológico de  los parques nacionales de Picos de Europa y Timanfaya

Unas guías geológicas que tratan de divulgar entre los visitantes el patrimonio geológico de diferentes parques naturales mostrarán los principales elementos de Picos de Europa y Timanfaya (isla de Lanzarote, Canarias). Hasta ahora, sólo el parque nacional del Teide (Tenerife) contaba con este tipo de publicaciones. Las guías responden a "la estrategia del IGME junto a los parques nacionales de resaltar los valores de interés geológico que, generalmente, son poco conocidos por el público", subrayó Roberto Rodríguez. Estas obras están dirigidas a un lector "con un nivel medio, de Bachillerato" y pretenden publicarse "la semana que viene". Editadas por el grupo Everest (con sede en León), las guías (de entre 100 y 200 páginas) muestran aspectos generales de divulgación del conocimiento, la geología de cada parque y una selección de itinerarios chequeados por expertos que muestran las principales figuras geológicas de cada entorno. Los responsables de estas publicaciones pretenden extenderlas a otros dos parques nacionales antes de fin de 2010 y otros dos antes de febrero de 2011. Con esta perspectiva, cubrirían la mitad de los 14 parques nacionales de España y, en una segunda etapa, quieren cubrir los siete restantes.

 

En el caso de la guía de Picos de Europa, la obra se ha realizado "con la colaboración de expertos de Oviedo y León", resaltó Rodríguez. Concretamente, con las aportaciones de la profesora Elisa Villa de la Universidad de Oviedo y de la profesora de Educación Secundaria de León Cristina Torío. La publicación mostrará aspectos geológicos propios de esta parte de la Cordillera Cantábrica, aspectos orogénicos, los efectos de las glaciaciones más recientes y los fenómenos kársticos que han dado lugar a la formación. La guía propondrá 15 itinerarios repartidos por cada una de las tres comunidades autónomas en las que se distribuye el parque. Roberto Rodríguez resalta que "este tipo de información es habitual en países como Estados Unidos o Suiza". En España, sin embargo, según indica, "hay un bajo conocimiento de la Geología posiblemente debido a que no es una materia obligatoria en la Educación Secundaria".