Health Spain , Valladolid, Tuesday, May 06 of 2014, 18:16

Diseñan un cubo desplegable para la realización de ejercicio físico en la tercera edad

De 50 centímetros, cuenta con siete módulos cada uno orientado a un ejercicio específico

Cristina G. Pedraz/DICYT Los profesionales sanitarios recomiendan la práctica regular de ejercicio físico en los mayores de 65 años, ya que conlleva efectos beneficiosos en patologías como la hipertensión arterial, la osteoporosis, la diabetes o el colesterol. Con el objetivo de contribuir a la práctica de actividad física en la tercera edad, conservar las capacidades de cada persona y mejorarlas, dos alumnas de la Universidad de Valladolid han diseñado un cubo desplegable para la realización de diversos ejercicios de forma sencilla.


El proyecto ha obtenido una de las becas de la quinta edición del programa Prometeo de la Universidad de Valladolid y ha sido patentado. Como explican Cecilia Cossio Serdio y Ana Sánchez Pérez, las alumnas que han desarrollado el cubo denominado UNIT, “la idea surge al observar los gimnasios para la tercera edad presentes en los de los parques, se nos ocurrió que podríamos incluir una serie de ejercicios para realizar actividad física completa en un solo producto”.


El cubo desplegable, de 50 por 50 centímetros, cuenta con siete módulos “cada uno de un color lo que hace su reconocimiento muy intuitivo, y a la vez que se ejercita físicamente el cuerpo también se puede ejercitar la memoria”. El hecho de que los módulos sean individuales permite además “que los ejercicios los puedan realizar varias personas al mismo tiempo”.


En concreto, el cubo consta de módulos de pesas, disco de giros, step, colchonetas, un módulo de pies, un módulo de manos y un pronosupinador (un aparato para ejercicios de pronación y supinador de muñecas) “con los que se consigue un ejercicio completo de todo el cuerpo”, añaden.


Finalmente, en el producto han incluido un manual de instrucciones y unas fichas explicativas “para saber cómo funciona el despliegue de todos los módulos, así como los diferentes ejercicios que se pueden realizar por parte del usuario”. Cecilia Cossio Serdio y Ana Sánchez Pérez han estimado en 270 euros el precio del cubo UNIT, realizado polipropileno, con un peso de 22 kilos.


Once becas

 

Un total de 11 iniciativas desarrolladas por alumnos se han protegido mediante patente o registro de la propiedad intelectual en la quinta edición del programa de becas Prometeo de la Universidad de Valladolid, cuyo fin último es la protección de proyectos innovadores desarrollados por alumnos de la Universidad. Del total de 11 proyectos seleccionados, seis (tres del Campus de Valladolid, dos del Campus de Segovia y uno del Campus de Palencia) se corresponden con software y han sido inscritos en el Registro de Propiedad Intelectual; mientras que cinco (cuatro del Campus de Valladolid y uno del Campus de Palencia) son trabajos protegidos mediante patente.

 

Cada una de las becas Prometeo está dotada de 500 euros (en el caso de los software) y de 1.000 euros (en el caso de las patentes). Además de la protección de los trabajos, los alumnos reciben formación específica en materia de propiedad industrial e intelectual. El programa de becas Prometeo forma parte del Proyecto de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (T-CUE), financiado por la Junta de Castilla y León en el marco de la Estrategia Universidad-Empresa 2008-2013, y coordinado por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl).