Nutrition Spain , Valladolid, Monday, November 15 of 2004, 18:52

Dos de cada tres partes de los medicamentos reciclados se convierten en combustibles fósiles

Castilla y León aumento en 3.000 el número de kilos sometidos a reciclaje en el primer semestre del año

BGA/DICYT El principal destino de los materiales que componen los medicamentos que se depositan en los contenedores de reciclaje es su reutilización energética como combustible fósil, ya que el 69% del material recuperado se usa para ese fin. El resto de los elementos que lo acompañan como papel, vidrio, cartón o algún componente de los propios medicamentos, representan el 30'92% de las tareas de reciclado, mientras que hay un porcentaje mínimo de 0'04 que no se puede reutilizar de ningún modo y es eliminado.

Estos datos se han conocido hoy lunes, durante la presentación de la nueva campaña de reciclaje de medicamentos que se ha puesto en marcha con la ayuda de SIGRE (Sistema Integrado de Gestión y Recogida de Envases), donde también se apuntó que se ha producido un incremento en la recogida del 10'51% respecto al primer semestre de 2003. En este sentido, el consejero de Medio Ambiente, Carlos Fernández Carriedo, señaló que en el primer semestre de 2003, la tasa de recogida fue de 2’38 kilos de medicamentos por habitante y mes, mientras que en el primer semestre de 2004, la tasa ha sido de 2’63 kilos por habitante y mes.

Asimismo, también se ha experimentado crecimiento en la tasa de recogida de las farmacias, lugares en los que están situados los contenedores de reciclaje de medicamentos, y en el número total de kilos recogidos ha pasado de 36.194 a 39.321 en el último semestre contabilizado. 

Si bien aún no se dispone de datos que sean definitivos, ya que la recogida de estos contenedores se hace en distintas fechas en cada una, los datos facilitados por el consejero indican que Valladolid está a la cabeza, con 9.111 kilos de medicamentos recogidos en el primer semestre de este año, seguida de León con 7.656; Salamanca (5.546); Burgos (5.295); Zamora (3.169); y por debajo de los 3.000 kilos Segovia (2.948); Ávila (2.432) Palencia (2.209) y Soria con 955 kilos de medicamentos recogidos.

Los datos totales del año pasado indican que en Castilla y León se recogieron 71.166 kilos de medicamentos entre las 1.528 farmacias colaboradoras, lo que supone unas cifras algo inferiores que el resto de comunidades autónomas, según señaló el director general de SIGRE, Juan Carlos Mampaso. No obstante, Mampaso apuntó a que esto puede deberse a la dispersión de la población en esta región, y también a cuestiones como la renta per capita o la venta y consumo de medicamentos. Mampaso indicó igualmente que Castilla y León si se encuentra en la media nacional de crecimiento de la tasa de reciclado.

 

Fin del viaje: La Coruña
El reciclado de los medicamentos se realiza a través de SIGRE, una entidad sin ánimo de lucro que se financia a través de la propia industria farmacéutica, laboratorios y distribuidores. Todos los medicamentos que se recogen a nivel nacional son trasladados a una planta de reciclaje situada en Cerceda (La Coruña). Allí se clasifica cada una de las partes que compone el producto, desde su caja, al prospecto, envase y contenido. Una vez clasificados, todos los componentes reciclables son enviados a los diferentes centros donde pueden ser reutilizados. En este caso, la mayor parte de su reciclado (el 69% mencionado) se destina a aprovechamiento energético a través de su empleo como combustibles fósiles en la central térmica de Maturana, dependiente del Gobierno gallego. Los medicamentos que no se reciclan suponen un grave daño para el medio ambiente, ya que muchos de sus componentes son altamente contaminantes.