Nutrition Argentina , Córdoba, Monday, January 03 of 2011, 13:52

El consumo de arroz en China afecta a los patos silvestres de Argentina

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) investiga las migraciones de estas aves en territorio argentino

UNC/DICYT Científicos del Centro de Zoología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) investigan las migraciones de estas aves en territorio argentino. La especie sufre la transformación de los bañados naturales que utiliza para alimentarse, pero hoy están siendo usados para cultivar arroz. Para estudiar cómo se desarrollan las migraciones de patos en Argentina, los especialistas del Centro de Zoología Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba y del Servicio Geológico de los Estados Unidos implantan pequeños transmisores en individuos de las especies sirirí pampa, sirirí ala blanca, sirirí colorado y pato picazo.


Las aves son luego liberadas para que sigan sus rutas migratorias y su viaje es monitoreado satelitalmente. En los últimos tres años, los investigadores colocaron cuarenta equipos que informan la posición geográfica de los patos y su temperatura corporal. Este último dato es importante, porque permite saber que el animal está vivo. 

 

Con este procedimiento empezó a obtenerse información acerca de las migraciones de los patos en Argentina, un tema escasamente estudiado con anterioridad. Así se descubrió que estos grandes traslados son totalmente diferentes a los del hemisferio norte, ya que no siguen los mismos patrones.

 

“En el hemisferio norte, las migraciones son muy regulares, los patos van al norte en verano, al sur en invierno. En cambio aquí se comportan mucho más erráticamente, similar a como lo hacen en Australia. Van para cualquier lugar, en general vuelan mucho al oeste de Argentina, a Paraguay y Brasil”, comenta Enrique Bucher, director del proyecto.

 

Los movimientos migratorios de los patos pueden seguirse gráficamente en el sitio web de la iniciativa, www.promarmarchiquita.com.ar

 

- ¿Desde cuándo está disponible esta técnica de seguimiento satelital?

- Antiguamente a los animales se les ponía un anillo con un número y una nota en la cual se solicitaba a quien lo encontrara que lo devolviera a una dirección. El problema es que se colocaban miles y con suerte se recuperaba un uno por ciento. La tecnología de seguimiento satelital que aplicamos tiene una década y actualmente se usa en distintos animales: ballenas, delfines, tortugas marinas y terrestres, pájaros y elefantes. En el mundo hay aproximadamente unos 50 mil animales con transmisores monitoreados por satélite. Nuestro proyecto es el primero en el interior de Argentina, hubo otros pero con aves marinas que alcanzan las costas argentinas, como los petreles por ejemplo.


- ¿En qué condiciones se encuentran los bañados que usan los patos para alimentarse y descansar durante sus viajes?
- Los bañados naturales están siendo reemplazados por arrozales. Este proceso es similar a lo que ocurre con el bosque nativo, que es sustituido por cultivos de soja. La demanda de granos, que ha hecho aumentar la soja, también conlleva un incremento en la demanda de arroz, el principal alimento de los países asiáticos. Los patos usan los arrozales como usaban los bañados, lo cual frecuentemente crea conflictos con los agricultores, quienes piensan que les perjudican la cosecha, y tratan de controlarlos arrojándoles granos envenenados. Por eso, lo que consuman los chinos impactará a los patos silvestres de Argentina.
De todos modos, esta actitud está cambiando gracias a la tarea de organismos nacionales gubernamentales y no gubernamentales que están realizando un esfuerzo de concientización muy importante, particularmente el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).


- ¿La caza de estos patos está permitida?
- Sí, y se ha generado una actividad cinegética importante por parte de cazadores nacionales y extranjeros, tal como sucede con las palomas en Córdoba. Hoy en día los organismos gubernamentales no cuentan con suficiente información para realizar un manejo adecuado, comenzando por fijar las cuotas de caza con bases científicas sólidas. En ese sentido, este proyecto tiene una doble importancia, por un lado esperamos que sirva para desarrollar políticas de conservación y uso sustentable de la fauna de patos del país y de países vecinos. Además, esperamos que nuestros estudios contribuyan a tomar decisiones para conservar los humedales ante la presión internacional creciente que sufren los recursos naturales.