Nutrition Spain , León, Wednesday, February 03 of 2010, 17:51

El Instituto de la Viña y el Vino de León realizará análisis fisicoquímicos del suelo para Pago de los Capellanes

En el plazo de un mes iniciará investigaciones de los perfiles del terreno en una zona de Burgos con el fin de mejorar la producción de uva

AMR/DICYT El Instituto de la Viña y el Vino de León y la bodega Pago de los Capellanes han suscrito un acuerdo marco de colaboración por ambas instituciones trabajarán en el desarrollo conjunto de proyectos de I+D+i. Las investigaciones del centro adscrito a la Universidad de León comenzarán en el plazo de un mes por los terrenos donde se asientan las viñas de esta empresa productora de vino, en la provincia de Burgos. A través de análisis fisicoquímicos, los técnicos pretenden mejorar la producción y la calidad de la uva en estas tierras.

 

Según explicó a DiCYT Francisco Casas, director técnico de la bodega, "la principal línea de investigación será el análisis de los suelos, que comprende el estudio de diferentes facetas como las carencias que pueda presentar, los nutrientes o las posibles enfermedades". El objetivo, según relata el responsable de la empresa vitivinícola, es "conocer qué variedad de uva se adapta mejor a los suelos".

 

Para ello, a lo largo de 2010, los técnicos del Instituto de la Viña y el Vino realizarán análisis horizontales de los viñedos, que se encuentran en el término municipal de Pedrosa (sur de la provincia de Burgos, próximo a Roa). La siguiente campaña, después de la cosecha en septiembre, estará orientada al estudio de patrones, variedades, clones o material vegetal utilizable en estos terrenos. Según explícó Casas, el terreno en el que se asienta la bodega es, a pesar de estar bajo la misma denominación de origen de Ribera del Duero, diferente al de la provincia de Valladolid, donde tiene más experiencia la bodega. En Burgos la altitud es mayor (unos 820 metros cuadrados por 730 de la zona de Peñafiel), y el terreno es "más arenoso y ligero, con el hándicap de un mayor número de heladas". "Puede proporcionar nuevos datos para los responsables del instituto", sostuvo Casas.

 

Los cuatro pilares del vino

 

En el acto de la firma, el director general de la bodega, Francisco Javier Rodero, apuntó que el convenio de colaboración permitirá conocer "cómo y por qué obtenemos nuestros productos" a través de los proyectos de I+D. Enrique Garzón, director del instituto, explicó que todos los vinos se asientan en cuatro pilares: clima, planta, suelo y manejo "y para nosotros es un placer ayudar en ese manejo para que los vinos sean mejores". Para ello, el centro de investigación recomendará sistemas de acutación una vez analizados diversos factores. Por su parte, el rector de la Universidad de León, José Ángel Hermida, aseguró que la cultura del vino "es fundamental en Castilla y León, ya que constituye una de las más importantes tradiciones que tenemos".

 

La bodega Pago de los Capellanes comprende 80 hectáreas divididas en cuatro grandes terrenos y algunos pagos de los que se extraen los vinos de mayor calidad. Los responsables de la bodega han catalogado las 40 fincas por la calidad de las uvas, y ahora quieren hacer lo propio con el suelo. La empresa trabaja fundamentalmente con la variedad tempranillo, aunque también posee del tipo Cabernet Sauvignon. En sus planes de futuro, la compañía prevé llegar a las 100 hectáreas de cultivo y la producción de 500.000 kilos de uva propia.