Nutrition Spain , Salamanca, Wednesday, January 14 of 2015, 17:21

El presidente del CSIC destaca que el IRNASA es un centro paradigmático en la creación y aplicación de conocimiento

La Diputación de Salamanca cede el edificio del IRNASA por ocho años para que continúe realizando investigación en el ámbito agrícola y ganadero

JPA/DICYT El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo, y el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, han firmado esta mañana un convenio de colaboración mediante el cual la institución provincial cede de forma gratuita durante los próximos ocho años el edificio que alberga el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA), centro propio del CSIC.

 

“El CSIC tiene la misión de generar conocimiento y de aplicarlo en beneficio de la sociedad y el IRNASA es un centro paradigmático en ese sentido”, destacó Emilio Lora-Tamayo en palabras recogidas por DiCYT tras la firma del acuerdo. Los 123 centros de investigación de este organismo y sus más de 11.000 investigadores tratan de estar “muy apegados a la realidad socioeconómica” y en el caso de este centro se cumple al dedicarse a investigar en torno a actividades tan importantes como la agricultura y la ganadería.

 

El presidente del CSIC realizó un repaso por la historia del IRNASA, que arranca en 1954 muy ligada a la Universidad de Salamanca. En 1967 se inauguró el actual edificio, que consta de 5.000 metros cuadrados y alberga a cerca de 80 trabajadores, lo que le convierte en un centro de tamaño medio en relación al conjunto de los demás. Este instituto es el único centro propio del CSIC en Salamanca, pero existen otros dos centros mixtos con la Universidad de Salamanca: el Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG) y el Centro de Investigación del Cáncer (CIC).

 

Además, destacó que España es puntera en investigación agroalimentaria, lo cual hace que el IRNASA esté una “buena situación” de cara al futuro, aunque Lora-Tamayo reconoció que cuenta con “menos presupuesto del que necesita”, igual que el resto de los centros. “Los investigadores tienen que buscar el dinero para trabajar proponiendo proyectos”, recordó, a través de los planes de investigación nacionales y europeos y en competencia con otros científicos y, en ese sentido, considera que el instituto salmantino es “capaz de generar esos recursos”.

 

Recuperar personal

 

No obstante, confía en que, después de tener que reducir gastos hasta en 150 millones de euros, la situación del CSIC en su conjunto mejore próximamente a través de las nuevas ofertas de empleo público. “Los investigadores del CSIC tienen una edad media de 52 años y necesitamos una inyección de personal”, afirmó.

 

Por su parte, el presidente de la Diputación destacó que la investigación del IRNASA se centra en un sector “fundamental para la economía de Salamanca” y que lo hace creando valor. Javier Iglesias ha recordado que la colaboración entre ambas instituciones es estrecha y que los análisis de suelos y cereales que realiza el centro tienen un gran valor para los agricultores. Además, los científicos de este instituto han comenzado a participar en la feria agropecuaria Salamaq desde su última edición, en septiembre de 2014.

 

Tras la firma del acuerdo, los dos presidentes recorrieron las instalaciones para conocer de primera mano las investigaciones que desarrolla el IRNASA en asuntos como la contaminación de suelos de aguas, las parasitosis o los ecosistemas agroforestales, entre otras líneas.