Health Spain , Valladolid, Thursday, December 22 of 2005, 20:26

Investigadores de la Universidad de Valladolid buscan un método no invasivo para medir la presión intracraneal

El objetivo es localizar una señal que hasta ahora se registra mediante un electrodo implantado en el cerebro

Beatriz G. Amandi/DICYT Los investigadores Roberto Hornero y Daniel Abásolo, del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones e Ingeniería Telemática de la Universidad de Valladolid, han iniciado una colaboración con la norteamericana Portland State University para comprobar si es posible modelar la presión intracraneal en pacientes con daño cerebral grave, mediante un método que no sea la implantación de un electrodo en el cerebro ya que se trata de una técnica invasiva, muy agresiva para el enfermo.

Según explicaron los investigadores, este electrodo se implanta en el cerebro para controlar la presión interna de dichi órgano en pacientes con daño cerebral grave, para los que un incremento en esta presión puede suponer la muerte. Esto implica que la vigilancia de la presión debe ser continua, y en su proyecto los investigadores se plantean buscar una alternativa que permita mantener estos parámetros vigilados sin utilizar técnicas invasivas.

Para ello, en una primera fase están estudiando las características de la señal de presión intracraneal. Y a continuación, en un segundo paso, analizarán la posibilidad de que dicha señal de presión intracraneal puede modelarse con las señales adquiridas mediante oximetría. Un oxímetro es equipo médico sencillo no invasivo (se coloca una especie de pinza en el dedo), que permite obtener información de la saturación de oxígeno en sangre y la frecuencia cardiaca. La hipótesis que manejan los científicos se basan en que estos datos obtenidos a través del oxímetro y sus variaciones podrían permitir modelar la señal de presión intracraneal.

Para comprobar si esta técnica da resultado, el equipo de investigadores americano han transmitido a sus colegas vallisoletanos los datos de las señales registradas en pacientes con daño cerebral grave, tanto a través del electrodo como a través del oxímetro, de modo que pueden comparar ambos parámetros.

Ahora, los investigadores vallisoletanos están investigando la posibilidad de modelar ambas señales a través de metodologías de análisis no lineal; es decir, metodologías que miden características no lineales de las señales que, una vez interpretados, permitirían deducir los cambios que registra el oxímetro cuando la presión intracraneal crece y compararlos con los que registra el electrodo.

De la comparación de ambos modelos se podría deducir cómo interpretar los datos del oxímetro, con lo que lograrían desarrollar un método no invasivo para estimar la medida de la presión intracraneal. El proyecto está siendo financiado por agencias de investigación americanas.