Health Colombia , Colombia, Thursday, May 19 of 2011, 13:58

La aplicación de hipoclorito mejora la efectividad de sellantes para dientes

Se trata de una nueva técnica diseñada en la Universidad Nacional de Colombia

UN/DICYT Desproteinizar el esmalte dental con la aplicación de hipoclorito de sodio, antes de producir su porosidad para lograr una mejor adherencia, asegura el éxito en la aplicación de sellantes. Los sellantes hacen referencia a un material polimérico aplicado en las irregularidades propias de los dientes para que actúen como barrera en el contacto entre los dientes superiores e inferiores y así reducir la morbilidad de la caries dental e incrementar la calidad de vida de los pacientes.


Se trata de una nueva técnica para intervenir o limpiar el esmalte con una solución de hipoclorito de sodio (en diferente concentración a la utilizada normalmente para la limpieza en general), previa al grabado ácido y el microarenado de fosas y fisuras (técnica que abre los poros del esmalte para lograr una mejor adherencia del sellante) de los dientes.


La eficacia de los sellantes depende de la retención y permanencia del material sin la presencia de caries y su calidad. Para mejorar la retención tradicionalmente se ha empleado el acondicionamiento con ácidos.


Población usuaria


Los sellantes se colocan específicamente en los niños en estado de dentición temporal y mixta y depende de los factores de riesgo, como los sitios de mayor retención de placa, surcos, morfología y fisuras pronunciadas, dientes parcialmente erupcionados y defectos de mineralización, “pero no se descarta su uso en pacientes adultos bajo esas mismas circunstancias”, destacó Ángela Liliana Grandas, docente de la Facultad de Odontología.


Cultura del cuidado


La profesional indica que falta mucho para evitar que los niños se enfermen de los dientes. La caries dental aún figura como la primera causa de morbilidad oral. Así lo demuestra el estudio nacional de salud, ENSAB III de 1999, en el cual la prevalencia de caries fue 59%.


“En otro estudio de la odontopediatra Gloria González, del 2001, realizado en Bogotá en niños menores de cuatro años, la prevalencia fue del 70%, demostrando que a pesar de que hay medidas de prevención la enfermedad persiste”, enfatizó la profesora Grandas.


Agregó que hay concepciones culturales, hábitos alimenticios y de higiene oral desde el hogar que no están inculcados y factores de riesgo como la inequidad, la pobreza, el desempleo y desplazamiento que inciden directamente sobre la salud de la población y otras concepciones como que la responsabilidad de la salud oral es de las EPS, del jardín o del colegio.


“Los pacientes pediátricos son atendidos por odontólogos generales y es por ello que estos deben tener la capacidad para lograr una atención con calidez y calidad”, explica Grandas, docente de la Facultad de Odontología, quien agrega que estos profesionales deben conocer los nuevos sistemas de diagnóstico de caries dental, técnicas en la aplicación de sellantes, temas de manejo del trauma dentoalveolar y las nuevas tendencias en el manejo del comportamiento de los niños, como la músicoterapia.


Para hablar de este tema y otros relacionados con el cuidado oral de los niños, el próximo 21 de mayo la Facultad de Odontología ofrecerá un curso sobre actualización en odontopediatría.