Health Mexico , Distrito Federal, Friday, October 10 of 2008, 18:44

La prevalencia de la diabetes aumenta entre la población mexicana

La Universidad Nacional Autónoma de México acogió la Tercera Reunión Internacional sobre Diabetes

UNAM/DICYT La prevalencia de la diabetes en la población mexicana va en aumento debido, en buena medida, al estilo de vida y a diagnósticos tardíos, afirmó en la UNAM, el jefe de Investigación en Enfermedades Metabólicas, del Hospital de Cardiología del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, Sergio Islas Andrade. Al participar en el Simposio Sobrepeso, obesidad y diabetes, efectuado en el marco de la Tercera Reunión Internacional sobre Diabetes, el especialista explicó que, actualmente, se habla de la prediabetes y de la intolerancia a la glucosa, que pudieran ser el antecedente para el desarrollo del padecimiento. En la prediabetes, explicó, las concentraciones de glucosa son más altas de lo normal, pero no necesariamente específicas para tener un diagnóstico positivo; por otra parte, la intolerancia indica un alto grado para padecer la afección.

 

Entonces, las personas en esta situación deben tomar medidas preventivas y correctivas, para evitar el desarrollo de la enfermedad, destacó en el auditorio Alfonso Caso. Por su parte, el director de Vigilancia de la Nutrición, del Instituto Nacional de Salud Pública, Salvador Villalpando Hernández, indicó que la desnutrición aún prevalece en México, pero, dada su disminución, dejó de ser un problema de salud pública. Ahora predomina la obesidad, debido al sedentarismo y a la dieta del mexicano.

 

Esa tendencia se percibe mejor después de los cinco años; en el país, uno de cada tres niños de 11 años presenta sobrepeso y obesidad; en edades más tardías, entre 20 y 70 años, la prevalencia es de 70 por ciento, y si sólo se considera a mayores de 50, la cifra se eleva a 85 por ciento. El peso excesivo se asocia con alteraciones de sanidad; “si la media del Síndrome Metabólico es de 3.9 por ciento en los jóvenes mexicanos, entonces casi un millón de ellos están en riesgo de desarrollar enfermedades crónicas no trasmisibles, como la diabetes”, apuntó.

  

No obstante, basta con reducir algunos kilogramos, llevar una dieta adecuada y practicar ejercicio, para que el peligro disminuya de manera importante. En su oportunidad, el profesor de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM, Adolfo René Méndez Cruz, destacó que el estilo de vida, sobretodo los hábitos alimenticios del 55.6 por ciento de la comunidad estudiantil de esa instancia universitaria, representan una amenaza.

 

Según resultados de una investigación sobre alteraciones metabólicas, que realizó a un grupo de jóvenes, a los 17 años los jóvenes ya llevan un estilo de vida arriesgado, difícil de modificar, reiteró. Además, se encontró que padecen hipercolesterolemia (colesterol en la sangre, por encima de los niveles normales), triglicéridos elevados y glucosa alta.

 

Prevenir el trastorno

 

A su vez, la profesora de la Universidad de Illinois, EU, Elvira de Mejía, explicó que aunque existen medicamentos que ayudan a controlar la diabetes, son costosos y muchas veces tienen efectos secundarios. Al dictar la conferencia Propiedades anti-diabéticas de plantas y alimentos funcionales, consideró que una dieta balanceada puede ayudar a prevenir ese trastorno; además, existen hierbas, vegetales y frutas que pueden contribuir a su buen manejo. En ese sentido, en México aún falta por explorar todo un mundo de plantas con principios activos, benéficos para la salud.

 

Si se ingieren cereales ricos en fibra integral se puede controlar la diabetes, hasta en un 30 por ciento; otros alimentos funcionales son el nopal, el fríjol, chilacayote, tomate, chayote, xoconostle, guayaba, piña, zapote negro y guanábana. No obstante, se deben evitar otros productos altamente dañinos, como la fructosa (contenida en refrescos), y la carne roja, concluyó.