Nutrition Spain Ávila, Ávila, Wednesday, November 17 of 2010, 17:10
SEMANA DE LA CIENCIA

Presentan a la ‘mosca de la piedra’ como un excelente bioindicador de la calidad de las aguas de los ríos

La Semana de la Ciencia continúa en la UCAV con una charla sobre odonatos y otros insectos acuáticos

MMG /DICYT "Viendo los organismos que viven en nuestros ríos, que se han convertido en los vertederos de las ciudades, se puede conocer la calidad que tienen sus aguas". Con estas palabras ha comenzado Claudia Muñoz Gallego, alumna de último curso de Ingeniería de Montes y Ciencias Ambientales de la Universidad Católica de Ávila y miembro del equipo de investigación del entomólogo y profesor Guillermo Pérez Anduela, la conferencia con la que continuó la celebración de la Semana de la Ciencia.

 

Los odonatos y otros insectos acuáticos como bioindicadores de la calidad de las aguas es el nombre de la charla en la que también ha participado Fernando Herrero Soto, licenciado en Agrónomos y Ciencias Ambientales y en la que han reflexionado sobre la importancia que la presencia o no presencia de determinados insectos tiene en las aguas de los ríos, convertidos en este sentido en los mejores bioindicadores de la calidad de las aguas.

 

Los dos estudiantes conocen en profundidad los ríos de Gredos, zona en la que se están centrando sus investigaciones, aunque cada uno está especializado en un tipo de macroinvertebrados. Así, Herrero Soto ha explicado cómo la presencia de libélulas y caballitos garantiza unas aguas limpias, mientras que Muñoz Gallego ha hablado de la que se conoce como ‘perla de los ríos’ o mosca de la piedra. "Es la que muchas veces utilizan los pescadores", aclaró la ponente, que aseguró que estos insectos son los más selectos a la hora de elegir su hábitat, ya que sólo viven en aguas muy limpias.

 

A la vista de sus investigaciones, que les llevan a realizar muestreos continuos en los ríos de la conocida sierra abulense, ambos estudiantes aseguran que “la calidad de las aguas de los ríos de Gredos es muy buena”. Se trata de aguas en las que abundan, sobre todo, los plecópteros y las férreras, macroinvertebrados que sólo subsisten en aguas nada contaminadas. La presencia de otros organismos como cangrejos de río autóctonos o, incluso, lapas y almejas de agua dulce también indica una buena calidad del agua.

 

Los estudiantes que esta mañana han asistido a la conferencia completarán la actividad el viernes, con una salida de campo y el posterior análisis de las muestras recogidas en el laboratorio.