Health Chile , Chile, Tuesday, July 06 of 2021, 08:04
#CovidNewsDiCYT

¿Qué es el "hongo negro" y cuál es su relación con el COVID-19?

A fines de mayo, el Ministerio de Salud detectó y reportó el primer caso en nuestro país de Mucormicosis en un paciente con COVID-19 en el Hospital del Tórax. Los doctores Mauricio Ruiz y Marcelo Wolff, explican en qué consiste

UCHILE/DICYT La pandemia en India ha volcado los ojos del mundo sobre sus cifras. En mayo, dicho país sufrió un aumento exponencial en los casos y muertes por COVID-19, superando los 400.000 contagios y 4.500 decesos diarios. Fue ahí también donde se reportaron más de 9.000 casos de mucormicosis, enfermedad causada por el llamado “hongo negro”. Dicha infección se ha registrado en pacientes recuperados de COVID-19 o que estaban en proceso de recuperación, de ahí que se asocie a la pandemia.

 

En nuestro país, hace unos días, el Ministerio de Salud detectó el primer caso de mucormicosis en un paciente con COVID-19 en el Hospital del Tórax. El caso sería el segundo reportado en Latinoamérica. El primero se detectó en Uruguay, en un paciente diabético que hace algunos días se había recuperado.

 

Pero, ¿qué es el hongo negro? El doctor del Hospital Clínico de la U. de Chile y académico de la Facultad de Medicina, Mauricio Ruiz explica que “es un hongo muy ubicuo, que está en diferentes ambientes, en las plantas, en las murallas, en los pelos del hongo del pan, que sale al dejarlo a la intemperie, etc. Es un hongo poco agresivo, que es raro que provoque enfermedades en el ser humano. En general, lo provoca en los pacientes que tienen las defensas bajas o en aquellos pacientes con diabetes muy descompensadas”.

 

Por su parte, el infectólogo Marcelo Wolff, académico del Departamento de Medicina Interna Adultos de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, afirma que la mucormicosis “es un hongo que ingresa por la inhalación, y ahí puede ir causando problemas, en distintos órganos o estructuras del organismo. Muchas veces queda en la cavidad nasal, toma las cavidades sinusales, y de ahí va penetrando, se expande por los vasos sanguíneos. Puede causar una enfermedad muy grave que puede llegar al cerebro o al pulmón, y después la persona puede tenerlo en distintas partes del cuerpo”.

 

¿Qué relación existe con el COVID-19?


Los académicos explican que pacientes con diabetes descontrolada, trasplantados, enfermos graves de cáncer, y personas con sus defensas bajas pueden contraer dicho hongo.

 

El doctor Wolff asegura que “el COVID-19 grave implica primero una falla pulmonar habitualmente severa. Además, se pierden los mecanismos de defensa del pulmón, la tos, la eliminación de todas las partículas de patógenos se interrumpen, el paciente esta intubado, por lo tanto, se interrumpen todas las barreras naturales, el paciente tiene un pulmón dañado, recibe corticoides, y estos además hacen subir la glicemia, entonces se conjugan ahí que ocurran estos dos fenómenos”.

 

Asimismo, el doctor Ruiz, señaló que “probablemente, por el uso de corticoides y otros medicamentos que bajan las defensas, estamos viendo infecciones por hongos. Lo que se mencionó en India, con algunos casos excepcionales de mucormicosis, generalmente suelen ser pacientes que además del uso de corticoides suelen tener descompensaciones importantes en los niveles de glicemia, como diabéticos o descompensados”, sostuvo.

 

¿Cómo se detecta el hongo negro?


Lo primero -dicen los especialistas- es tener una sospecha, porque los síntomas son pocos. Lo más frecuente es lo que se conoce como compromiso rinusinusal, que implica – asegura Ruiz – que “se aloja en la nariz y empieza a crecer como una bola de hongos, de pelos, y empieza a desplazar al globo ocular, y muchas veces lo saca de su órbita. Eso es bastante grave, puede invadir el cerebro y otras regiones del hueso. Una segunda frecuencia de la mucormicosis es el compromiso pulmonar”.

 

Sobre su tratamiento, el doctor Wolff aclara que “esta enfermedad hasta hace poco respondía muy pobremente a los medicamentos para los hongos y ahora se ha mejorado un poco, pero no es que sea un antibiótico cualquiera, son medicamentos complejos, tóxicos, y muy caros”.

 

Añade, por otra parte, que en nuestro país “ocurre un fenómeno de este tipo, pero con otro hongo, que es el aspergillus, y eso se está viendo muchísimo más frecuente que el mucormicosis. Es un hongo muy parecido, se comparten la mayor parte de las propiedades. Este es un hongo que produce esporas, entonces está flotando en el aire y el movimiento de tierras y la construcción remueve todas estas esporas y se produce esta infección muy similar a la mucormicosis”.