Science Spain , Valladolid, Friday, June 17 of 2005, 18:47

Un airbag para niños desarrollado por estudiantes de la Universidad de Valladolid gana un premio mundial de seguridad en vehículos

El proyecto ha sido apoyado por Cidaut durante todo el proceso

BGA/DICYT Un airbag para niños desarrollado en Cidaut por estudiantes de la Universidad de Valladolid ha ganado un premio mundial en seguridad de vehículos, que les fue entregado el pasado jueves en Washington, durante la celebración del congreso de mayor relevancia del mundo en materia de seguridad vial. El galardón fue recogido por Vanesa Vázquez y Ana Rivas, quienes ya habían ganado anteriormente la fase europea del concurso.

El proyecto ganador contempla el diseño de un airbag lateral incorporado a las sillas de niños en automóviles, cuyo objetivo es evitar las muertes de niños por golpes laterales, que era hasta ahora uno de los déficits de la seguridad de los más pequeños en los coches.

En la primera fase del concurso, estos estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Valladolid debían presentar solamente las ideas esenciales, redactadas en menos de 300 palabras. De esta fase salieron los finalistas europeos, que pasaron a la segunda fase del certamen, donde se añadía una dificultad importante: había que construir el prototipo de la idea redactada y elaborar un informe con sus características y las pruebas realizadas demostrando que "funcionaba". Para ello, los organizadores del certamen daban a los equipos finalistas 1.600 euros y les permitían llegar hasta 4.000 euros encontraban patrocinadores con sus propios medios.

En esta fase, los estudiantes contaron con la colaboración de Cidaut que ayudó en la selección de las ideas hasta su realización práctica, la construcción del prototipo, las pruebas de seguridad (que se realizaron en las instalaciones de Cidaut en Boecillo), las simulaciones en ordenador y la búsqueda de patrocinadores.

Otro grupo de vallisoletanos, en la final

 

Finalmente, el jurado europeo resolvió que sería el proyecto del airbag, del equipo liderado por Vanesa Vázquez y Ana Rivas, uno de los dos proyectos que representarían a Europa en el certamen mundial. En esta fase, concursó también otro proyecto de alumnos vallisoletanos que proponía un casco inteligente para motos, conectado por Bluetooth con la moto, de tal manera que si no estaba bien colocado, la moto no arrancaba. Este proyecto fue desarrollado por otros cinco estudiantes de la ETS de Ingenieros Industriales: Alexandre Pérez, Carlos Fernández, José María González, José Manuel Valentín e Ignacio Fraile.

 

Una vez conocido el triunfo europeo, los estudiantes dispusieron de poco tiempo para perfeccionar todos los detalles de cara a la presentación final en Washington, donde competirían con los otros seis proyectos ganadores de las fases de América, Asia-Pacífico y Europa.

El resultado final se conoció esta semana pasada, cuando el airbag lateral diseñado en Valladolid obtuvo el primer premio en el certamen mundial y sus principales investigadoras Ana Rivas y Vanesa Vázquez acudieron a recogerlo ante la presencia del Secretario de Estado de Transportes estadounidense.

El premio, llamado Collegiate Student Safety Technology Competition, se entrega coincidiendo con las conferencias mundiales de ESV (Enhanced Safety of Vehicles Conference), el congreso más importante en el mundo en temas de seguridad en los vehículos, organizado por la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), perteneciente a la Secretaría de Estado de Transporte del Gobierno de Estados Unidos.

A partir de ahora se abre un importante camino para este proyecto, puesto que ya ha sido patentado dado a conocer a las grandes empresas del automóvil, quienes podrán pujar por su explotación en los próximos meses.