Health Spain , Barcelona, Monday, May 16 of 2022, 14:17

Un entrenamiento deportivo excesivo puede afectar negativamente al estado de ánimo

Una investigación pone de manifiesto la importancia de monitorizar la carga de los entrenamientos en relación a cuestiones físicas y psicológicas

UAB/DICYT Una investigación llevada a cabo por la UAB con ciclistas de carretera, publicada en la revista PeerJ, pone de manifiesto la importancia de monitorizar la carga de los entrenamientos con el uso de herramientas como la variabilidad de la frecuencia cardíaca, para favorecer asimilación y evitar lesiones, y ralaciona la dureza de los entrenamientos con el estado de ánimo al día siguiente del ejercicio.

 

Para mejorar su estado físico, los deportistas deben aplicar estrés en el cuerpo y, cuando éste se recupera, se adapta y se acomoda para soportar un estrés mayor en el siguiente entrenamiento. Controlar las cantidades de estrés y recuperación adecuadas es esencial para entrenar de forma óptima a los atletas, así como para evitar lesiones y problemas asociados a un exceso de entrenamiento.

 

Investigadores del Laboratorio de Psicología del Deporte y del Instituto de Investigación del Deporte de la UAB han estudiado cómo afecta la intensidad del entrenamiento en carretera de los ciclistas a su estado de ánimo y a su capacidad para adaptarse a las demandas de esfuerzo, valorada a partir de la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC).

 

La investigación, publicada en la revista PeerJ, se ha realizado analizando a lo largo de seis semanas la respuesta de cinco participantes, ciclistas de carretera no profesionales, a medidas de la carga física durante el entrenamiento. Los ciclistas respondían también a cuestionarios sobre su percepción del esfuerzo que habían realizado a lo largo de la salida, al terminar la actividad. Al día siguiente de haber realizado el entrenamiento, por la mañana, se medía la VFC y el estado de ánimo de los deportistas.

 

Los investigadores argumentan que un cambio en el estado de ánimo y/o en la VFC –medida a partir del parámetro HFnu- de los deportistas el día después de un entrenamiento podría servir como indicador de la intensidad de entrenamiento, indicando si el entrenamiento ha sido adecuado o demasiado intenso para la forma física del deportista. En el estudio se ha observado que cuanto más duro había sido el entrenamiento, menor era el estado de ánimo general al día siguiente, y más reducida era también la VFC. Por el contrario, valores del parámetro HFnu elevados se asociaban con una mejora en el estado de ánimo de los deportistas, lo que puede indicar una relación entre VFC y estado de ánimo.

 

"El objetivo de la investigación ha sido explorar la relación entre tres aspectos: el entrenamiento, la variabilidad de la frecuencia cardíaca y el estado de ánimo", explica la investigadora del Departamento de Psicología Básica de la UAB, Carla Alfonso. “Con este estudio pretendemos saber cuándo el deportista debe descansar, porque su sistema está saturado, y cuándo puede llevar a cabo un entrenamiento, ya sea duro o suave, porque su cuerpo está preparado para asimilar la carga de entrenamiento”.

 

Los resultados obtenidos son un primer paso para “establecer un sistema de monitorización que tenga en cuenta valores tanto de carga interna como externa, junto con el estado de ánimo y la variabilidad cardíaca del deportista, para facilitar la adaptación en el entrenamiento y evitar lesiones relacionadas con un entrenamiento excesivo”, concluye el catedrático del Departamento de Psicología Básica, Evolutiva y de la Educación de la UAB Lluís Capdevila, coautor del estudio.