Health Spain Salamanca, Salamanca, Friday, February 15 of 2008, 17:04

Un especialista explica en Salamanca el papel de una proteína como activador de la memoria a largo plazo

Ángel Barco, científico del Instituto de Neurociencias de Alicante, investiga cómo se fijan los recuerdos

JPA/DICYT El científico del Instituto de Neurociencias de Alicante Ángel Barco ha explicado hoy en Salamanca las funciones de una proteína que está implicada en el proceso por el cual la memoria a corto plazo se transforma en memoria a largo plazo. Este especialista ha mostrado a los científicos del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) los avances de sus estudios en esta línea de investigación con modelos animales.

 

"En los estudios sobre memoria se sabe hace tiempo que una diferencia clave entre la memoria a corto plazo y los recuerdos que perduran mucho tiempo es que produce la expresión de determinados genes", ha comentado Ángel Barco en declaraciones a DICYT. "Hay una serie de genes que se expresan y que estabilizan el proceso para que dure más tiempo, porque si no, sería transitorio. En particular hay una proteína que se llama creb y que está implicada en la conversión de los recuerdos a corto plazo en recuerdos a largo plazo, y eso lo hace mediante la regulación de la expresión de los genes", apunta. "Nosotros estamos interesados en descifrar cómo tiene lugar dicho proceso", añade.

 

El experto, que inició esta línea de investigación en Estados Unidos trabajando con el Premio Nobel de Medicina y Fisiología del año 2000, Eric Kandel, regresó a España en 2004 para desarrollar proyectos propios sobre memoria basados en el uso de ratones modificados genéticamente. "Trabajamos en las fases moleculares y celulares de la memoria, en particular estudiamos el papel de la expresión génica en plasticidad sináptica, tanto en situaciones fisiológicas como en situaciones patológicas, en las que se sabe que el proceso celular que está alterado en el aspecto de la expresión de los genes", señala.

 

Órgano complejo

 

A pesar de que su investigación es básica, el neurólogo apunta a utilidad de su trabajo para un mejor conocimiento de los mecanismos cerebrales. "Las enfermedades neurológicas y psiquiátricas se han resistido hasta ahora a una cura y, en buena parte, esto se debe a que no entendemos los problemas", asegura. "El cerebro es un órgano extremadamente complejo, mucho más que el hígado o el corazón y aún nos queda mucho por saber. Cuando entendamos cómo funciona, seguramente también podamos resolver las anomalías", indica. En ese sentido, para Ángel Barco, "cualquier investigación básica sobre cómo funciona el cerebro puede dar lugar a resultados importantes para intentar resolver enfermedades neurodegenerativas".

 

En España existen "varios grupos importantes trabajando en memoria", pero ninguno se ocupa en concreto de la expresión génica, como es el caso del equipo alicantino que lidera este científico. Para Ángel Barco, esta primera visita al Incyl puede ser inicio de una futura colaboración con los especialistas salmantinos.