Health Spain Madrid, Madrid, Friday, April 19 of 2013, 12:19

Un grupo de científicos del CSIC consigue uno de los proyectos del programa internacional 'HFSP'

Dirigido por el Instituto Cajal, se desarrollarán nuevas tecnologías para investigar el sistema nervioso

CSIC/DICYT Un equipo internacional de investigadores liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha obtenido uno de los 33 proyectos que concede la organización internacional Human Frontier Science Program. Los 33 grupos seleccionados, de entre las 750 solicitudes, recibirán casi 26 millones de euros en total (34 millones de dólares). Todas las propuestas de investigación seleccionadas en esta edición giran en torno al tema Mecanismos complejos de organismos vivos.

 

El proyecto, titulado Dinámica de anclaje de la actina en la plasticidad sináptica y el aprendizaje, pretende desarrollar nuevos enfoques y herramientas para regular la plasticidad sináptica y la capacidad de almacenamiento de memoria por parte de los circuitos neuronales, interaccionando con la maquinaria molecular que regula la formación de sinapsis.

 

“Para ello contamos con tecnología de última generación que nos permite hacer el seguimiento y modular la estructura de moléculas del citoesqueleto celular, como la actina, que en función de su estado de polimerización facilita o interfiere con la formación de espinas dendríticas”, explica la investigadora del CSIC y directora del grupo español Liset Menéndez de la Prida, del Instituto Cajal. Las espinas son pequeñas prolongaciones citoplasmáticas de las neuronas, que constituyen el sitio en el que se establecen las sinapsis.

 

“Queremos ver hasta qué punto se puede controlar la capacidad de aprendizaje de los circuitos neuronales mediante la modulación del almacenamiento de trazas de memoria interaccionando con la formación de espinas”, comenta la investigadora.

 

La organización internacional Human Frontier Science Program, cuya sede se encuentra en la ciudad francesa de Estrasburgo, tiene como fin la financiación de investigaciones en el campo de ciencias de la vida. Los proyectos seleccionados se caracterizan por ser multidisciplinares de alto riesgo, que supongan nuevos avances metodológicos y tecnológicos más allá de las fronteras actuales en la investigación científica. Además, para promover la colaboración internacional, este organismo pone como requisito imprescindible que los equipos científicos estén compuestos por miembros procedentes de distintos países. En el proyecto, además del laboratorio del CSIC, participan equipos de Francia, Japón y los Estados Unidos.