Technology Spain Aranda de Duero, Burgos, Thursday, June 30 of 2011, 18:13

Una empresa burgalesa desarrolla un sistema para localizar objetos y personas en interiores

La aplicaci贸n puede servir en el campo de la Dom贸tica, para localizar personas en grandes edificios o para facilitar el trabajo en centros log铆sticos

Antonio Martín/DICYT Llegar a casa tras el trabajo y, al cruzar el umbral de la puerta, que empiece a sonar tu disco favorito en el equipo musical. O localizar rápidamente a alguno de los internos que viven en una residencia para personas de la tercera edad de grandes dimensiones. O informar de la carga que debe ser almacenada en el remolque de un camión que acaba de entrar en un almacén. Todas estas posibilidades y las que se puedan imaginar ofrece un sistema desarrollado en un proyecto de I+D por una empresa de Aranda de Duero (Burgos), HC Technologies, para la localización de objetos y sujetos en interiores. La tecnología se encuentra ya madura para su uso en diferentes ámbitos industriales.

 

El sistema de localización en interiores desarrollado por la compañía de servicios tecnológicos pretende cubrir un espacio que los sistemas de GPS no alcanzan. Los satélites no son efectivos si intermedia algún techo entre ellos y el receptor, por lo que si se quiere seguir el rastro de una persona o un objeto en un interior, es necesario desarrollar nuevas tecnologías. En este caso, el sistema está compuesto por un chip de pequeñas dimensiones que se puede colocar sobre cualquier soporte (por ejemplo, una pulsera), dotado de una antena, y una serie de receptores de la señal que se envían a un ordenador central.

 

El director de HC Technologies, Daniel Herrero, explica a DiCYT que "existen actualmente sistemas que permiten el seguimiento de objetos en interiores, como la radiofrecuencia y otras tecnologías de baja frecuencia como el wifi o el bluetooth, pero con ellas no podemos triangularizar los objetos". Esta circunstancia impide que los objetos no puedan ser interpretados en planos bidireccionales o tridimensionales. Los técnicos de la compañía arandina se han fijado en un chip de la empresa estadounidense Texas Instrument. El chip emplea un protocolo de comunicación denominado ZigBee. Se trata de un protocolo que está ganando mucha fuerza en los desarrollos domóticos, por su bajo consumo de energía, su estructura de red de malla y su fácil integración. "A partir de aquí, hemos empezado a desarrollar una aplicación informática con la que se pueda localizar un determinado objeto móvil en un interior", relata Herrero.

 

Para llevar a cabo esta iniciativa innovadora, los técnicos de la empresa contaron con la colaboración de investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros en Telecomunicaciones de la Universidad de Valladolid. Un proyecto de fin de carrera recogió las progresiones que se iban alcanzando. El conjunto del proyecto de I+D (investigación y desarrollo) tuvo la financiación parcial de la agencia de inversiones y servicios ADE Castilla y León, de la Administración autonómica.

 

Antenas fijas y móviles

 

El chip trabaja en una frecuencia de 2'4 gigahercios, como la wifi o el bluetooth y funciona como motor de localización. Para interpretar los datos de posición que ofrece, deben instalarse antenas fijas en el edificio. Los receptores se sitúan "en un margen de alrededor de 30 metros" y ocupan "poco más que una cajetilla de tabaco". Además, los aparatos se pueden integrar en los huecos de las paredes, integrándose con la estética del recinto y su antena está incluida en la estructura, como ocurre con los teléfonos móviles actuales. La unidad móvil, por su parte, "cabe en un llavero", por lo que no es más grande que una memoria USB.

 

El principal campo de avance de esta tecnología es la domótica. "Ya se usa parte de la misma para transmitir determinadas acciones". Por ejemplo, a partir de estos objetos, si un usuario lleva en su llavero o en una pulsera el emisor móvil, cuando llegue a su casa se podrá encender la calefacción, elevar las persianas o encender el equipo musical. Pero hay otros muchos usos, como en el campo de la logística o en el asistencial. En este último terreno, los promotores burgaleses pretenden reunirse con la Junta de Castilla y León para mostrar los aspectos innovadores que tiene el sistema en el cuidado de personas dependientes.