Environment Spain , Valladolid, Wednesday, June 03 of 2009, 17:33

Verdades y mentiras en torno al cambio climático

El Museo de la Ciencia acoge una exposición que busca dar respuesta a la incertidumbre generada en torno a los efectos del calentamiento global

CGP/DICYT La sobrecarga informativa respecto al cambio climático a la que están expuestos los ciudadanos produce, en muchas ocasiones, incertidumbre y falsas creencias. Para paliar esta situación, Caixa Catalunya ha ideado una exposición en formato “pregunta y respuesta” que pretende disipar dudas en torno a este fenómeno y concienciar a la población como agente activo y responsable en la mitigación de los efectos del calentamiento global. La muestra, de carácter itinerante, estará presente en el Museo de la Ciencia de Valladolid hasta el próximo 12 de octubre.

 

Bajo el título Cambio climático. Preguntas y respuestas, la exposición se articula en torno a nueve unidades. La interacción es la nota predominante. El recorrido demanda de forma constante la participación del visitante, que va activando cada audiovisual creando un diálogo con las herramientas, y recibiendo información tan sólo de los apartados relacionados con el cambio climático que desea conocer.

 

En las dos primeras unidades, el visitante cuenta con información básica acerca del fenómeno. Así, se especifica qué es el efecto invernadero y cómo se ha alterado, los cambios climáticos históricos o la relación existente entre las emisiones de gases y el incremento en las temperaturas. En la tercera unidad se precisan las causas del calentamiento, los mecanismos naturales de la biosfera para mitigarlo o las responsabilidades de la actividad humana; mientras que en la cuarta se abre la puerta al futuro, con las consecuencias del cambio climático.

 

La unidad cinco centra la atención en cómo se está trabajando para mitigar estos efectos y sienta las bases del Protocolo de Kyoto. Por otra pare, la sexta y la séptima se dirigen de nuevo al ciudadano, apelando a su colaboración para cambiar las cosas. En este apartado temático, a través de una pieza audiovisual se muestran las actitudes cotidianas que influyen en la aceleración o el freno del cambio climático, con actividades que incrementan el consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono.

 

Con dos grados más, masiva extinción de especies

 

Las dos últimas unidades ofrecen respuesta a las dudas acerca de las posibles consecuencias que el calentamiento global tendrá en el entorno más cercano. De este modo, se incide en que si no se reduce el uso de combustibles fósiles, en el 2055 las montañas del mundo aumentarán en 3’2 grados su temperatura media, con los impactos que conlleva: extinción de fauna alpina, abastecimiento de agua y también problemas socioeconómicos (las estaciones de esquí tendrán dificultades para mantenerse).

 

En esta línea, se hace hincapié en que con una subida de temperatura de dos grados respecto a la actual se podrían extinguir el 30 por ciento de las especies, mientras que con un incremento de tres grados morirían todos los arrecifes de coral, que albergan nueve millones de especies (un tercio de las formas de vida conocidas). En cuanto a los anfibios y reptiles ibéricos, la península alberga el 62 por ciento del total de los que habitan en Europa. A causa del aumento de la aridez se prevé que, junto con Francia, España se convierta en uno de los más importantes focos de extinción europea.

 

En relación con el mar Mediterráneo, la muestra revela que su temperatura aumentó 0'75 grados entre 1993 y 2003, cinco veces más que la media del resto de mares y océanos del planeta. Asimismo, Madrid es la capital europea con el mayor aumento de temperatura en los últimos 30 años: 2'2 grados. Otro de los datos más relevantes que refleja la exposición es que las 50.000 hectáreas del Parque Nacional de Doñana, hábitat de 365 especies de aves, están amenazadas por la subida del nivel del mar, que podría acarrear la pérdida de la mayoría de humedales.

 

Cambio climático
En los últimos 12 años se han registrado 11 de los años más cálidos de la historia del planeta. Concretamente, el invierno de 2006 en el hemisferio norte fue el más cálido desde que existen registros: 0’91º. Según recoge la muestra, los glaciares están desapareciendo en todo el mundo. Desde los campos de hielo de la Patagonia a los glaciares de la cordillera del Himalaya, incluso los pequeños glaciares de los Pirineos, que no perdurarán más de 20 años. Por otro lado, el Ártico, donde el aumento previsto de temperatura en el siglo XXI es de nueve grados (tres veces superior a la del conjunto del planeta), se derrite a un ritmo de 60.421 kilómetros cuadrados cada década. Mientras, en el Antártico occidental, la cantidad de hielo que pierden los glaciares es un 60 por ciento mayor que la acumulada por las nevadas.