Nutrition Spain , Castilla y León, Tuesday, April 26 of 2011, 15:16

Aumenta un 10% el número de castellano leoneses que separa varios residuos en sus domicilios

Ecoembes presenta el 'Informe Monitor sobre Separación y Reciclaje de Residuos' correspondiente a 2010

CGP/DICYT La concienciación de los castellano leoneses en la recuperación y reciclaje de envases ha aumentado notablemente a lo largo de 2010. Así lo refleja el Informe Monitor sobre Separación y Reciclaje de Residuos que elabora Ecoembes anualmente, en el que se pone de manifiesto que los ciudadanos que separan los residuos que generan su hogar cada vez separan más fracciones. De este modo, el 60 por ciento de los castellano leoneses afirman separar entre seis y nueve tipos de residuos en sus domicilios, 10 puntos por encima de los datos recogidos en 2009. Esto quiere decir que además de los envases ligeros, los envases de cartón y papel y los envases de vidrio, también separan las pilas, la ropa y los medicamentos, entre otros, para su posterior reciclaje.

 

Los datos del Informe revelan además que el 79 por ciento de los castellano leoneses asegura separar los envases correspondientes al contenedor amarillo (envases ligeros) para facilitar su posterior reciclado, nueve puntos por encima de los datos obtenidos en 2009. Asimismo, ocho de cada diez ciudadanos de Castilla y León (el 84 por ciento) afirma hacer lo propio en el contenedor azul (papel y cartón).

 

Los resultados difundidos por el estudio de Ecoembes señalan que los ciudadanos de entre 35 y 44 años son los que muestran una mayor implicación en la tarea de separación en sus hogares. De esta manera, el 84’2 por ciento de los ciudadanos situados en esta franja de edad afirma separar los envases de plástico, briks y latas en el contenedor amarillo.

 

El cuidado del medio ambiente sigue siendo una de las principales motivaciones de los castellano leoneses a la hora de separar, tal y como afirma el 58 por ciento de los encuestados, mientras que el 18 por ciento apunta que separa con el objetivo de facilitar el reciclaje posterior. Asimismo, aumenta la cifra de ciudadanos que reconoce que lo percibe como una costumbre, un 14 por ciento, lo que indica que cada vez más la separación de residuos en el hogar es considerado un hábito para los ciudadanos. Por su parte, el 11 por ciento separa porque considera que es un deber ciudadano.

 

En cuanto al 8 por ciento de los ciudadanos que confiesa no separar, los motivos mayoritarios que esgrimen son no disponer de espacio, no saber hacerlo, la lejanía del contenedor, no disponer de tiempo o no tener costumbre.