Health Mexico , Distrito Federal, Friday, December 12 of 2008, 12:07
La presbicia o vista cansada impide enfocar los objetos cercanos

Corrigen vista cansada sin operar

El tratamiento consiste en la realizar ejercicios de memoria visual, el uso de lentes de contacto y la aplicaci贸n de una soluci贸n oft谩lmica

Conacyt/DICYT La presbicia o vista cansada, ocasionada por un proceso degenerativo que resta al ojo flexibilidad y la capacidad de enfocar los objetos cercanos, ya puede ser corregida gracias a un tratamiento médico mexicano que consiste en el uso temporal de lentes de contacto, la aplicación de unas gotas elaboradas a partir de colagenasa y la realización de ejercicios de memoria visual.
 

El creador del tratamiento es el doctor Alberto Osio Sancho (fallecido en 2007), quien comenzó a trabajar en la investigación hace más de una década; hoy el tratamiento está disponible en Yolia Health, empresa creada por los hijos del especialista.


De acuerdo con Rodrigo Pérez Antón, director de operaciones de Yolia Health, el tratamiento no se aplica a cualquier persona, está reservado para pacientes “de 45 años en adelante (edad en la que comienza a manifestarse la presbicia) y con defectos refractivos de miopía, hipermetropía y astigmatismo menores o iguales a 2 dioptrías”.


Como parte de los estudios de inclusión, al paciente se le realizan una serie de exámenes para garantizar que no presenta ninguna enfermedad que pudiera afectar los resultados del tratamiento, entre las pruebas aplicadas están la revisión optométrica, oftalmológica, de retina, patológica, análisis de cornea, topografía de cornea y fotografía de fondo de ojo.


Si el paciente es candidato y se interesa por el tratamiento, “se elaboran un par de lentes de contacto personalizados, los cuales debe colocarse el paciente para aplicarse sobre ellos una gota de la fórmula oftálmica cada hora durante 8 horas consecutivas por siete días. Previo al inicio del tratamiento, el paciente debe realizar algunos ejercicios de memoria visual, lo cuales tienen como propósito ayudarle a identificar cuáles son los problemas de enfoque que más les molestan para corregirlos.


“Al término de los siete días de tratamiento, la expectativa es que el cliente minimice su dependencia del uso de lentes para ver de cerca. A que nos referimos con minimizar: nuestro objetivo es que ya no necesite los lentes en sus actividades cotidianas. Con actividades cotidianas me refiero a ver los precios en el súper, a limpiar el arroz, recortarse las uñas o ver el menú o la cuenta en un restaurante”.


Según Pérez Antón, los lentes de contacto permiten modificar temporalmente la cornea, efecto que junto con la aplicación de la solución oftálmica y los ejercicios de memoria visual permite mejorar la agudeza visual de manera permanente.


“El precio del tratamiento es de 7,500 pesos, lo que vuelve muy competitivo nuestro producto, ya que equivale al 50% de una cirugía LASIK, que en promedio cuestan 15 mil pesos o más (puede subir hasta 25 mil o 30 mil pesos) si la realiza algún cirujano prestigiado.”


El tratamiento para la presbicia, cuyo desarrollo fue financiado en parte por el Programa de Emprendedores CONACYT-NAFIN, ya cuenta con el aval de la Secretaría de Salud (SS).


Negocio en expansión

 

Actualmente, la empresa Yolia Health cuenta con instalaciones sólo en la Ciudad de México, pero planean abrir clínicas en las ciudades de Monterrey, Guadalajara, Tijuana, Puebla y Cancún.


Estas clínicas no sólo servirán para comercializar el tratamiento desarrollado por la empresa, sino para capacitar a oftalmólogos y optometristas que deseen comercializar en sus consultorios y ópticas el tratamiento contra la presbicia.


“Otro de los objetivos de estos centros será hacer investigación y desarrollo, de hecho ya estamos corriendo estudios internos sobre cómo funciona este mismo tratamiento en enfermedades como miopía, astigmatismo e hipermetropía”.


Asimismo, la empresa buscará colocar su producto en el extranjero, empezando por los Estados Unidos, para ello “estamos buscando alianzas que nos permitan arrancar el proceso de certificación ante la FDA (Food & Drug Administration)”.


La empresa Yolia Health ya tiene la patente de su tratamiento para México, y para 25 países más, entre ellos China, Japón, India, así como para la Comunidad Europea.