Technology Spain , Valladolid, Thursday, November 03 of 2005, 19:24

Economía prevé una inversión en 2006 superior a los 17 millones de euros para los parques tecnológicos de Valladolid y León

El de Boecillo ha alcanzado el 100% de ocupación, mientras que en el de León se instalarán cinco empresas el próximo año

BGA/DICYT El viceconsejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Rafael Delgado Núñez, ha comparecido esta tarde ante las Cortes regionales para exponer los presupuestos de 2006 destinados a empresas públicas como Parques Tecnológicos, entidad en la que se prevé realizar una inversión de 17.537.719 euros, lo que constituye un 34% más de inversión que en el ejercicio actual.

Según ha destacado el viceconsejero, los objetivos de esta inversión se centran en consolidar un entorno adecuado para la innovación empresarial, incrementar los vínculos entre universidad y empresa, y, finalmente, diversificar la economía hacia sectores de gran valor añadido y creadores de empleo de calidad, tales como el aeroespacial, biotecnológico y los contenidos digitales.

Las circunstancias son distintas en cada uno de los parques, según explico Rafael Delgado, y en el caso del Parque Tecnológico de Boecillo, se puede hablar ya de una ocupación del 100% del recinto, que pronto contará con una superficie total de 120 hectáreas.

La inversión prevista para el decano de los parques tecnológicos de Castilla y León asciende a 3.534.790 euros, y el número de empresas instaladas en él es de 107, a los que hay que añadir tres centros tecnológicos (Cidaut, Cartif, y Cedetel). El empleo directo de las empresas es de 4.414 personas, de los cuáles un 32 % se dedica exclusivamente al I+D y el 56% son titulados universitarios. Se trata de unas instalaciones con una ligerísima una mayoría de trabajadores varones (51%) y donde la media de edad es de 32 años.

Por sectores, el que más ocupa es el de telecomunicaciones (42'45%), seguido del de servicios (17%), tecnologías industriales (9'43%) y medio ambiente y energía (8'49%). En este sentido, el viceconsejero también explicó que el sector de las telecomunicaciones es el que dedica más número de personas a la I+D (un 45% de sus trabajadores pertenecen a este área), seguido de automoción (con un 32% de sus trabajadores dedicados a investigación y desarrollo) y tecnologías industriales (10%).


 

León y Burgos


Por su parte, los gestores del Parque Tecnológico de León tienen previsto terminar la segunda fase de urbanización en diciembre del presente año, y para entonces dispondrá de 33 hectáreas disponibles de las que la primera fase, ya en servicio, ocupan 18 hectáreas.

Así, el importe total de las inversiones previstas en las instalaciones leonesas es de 13.181.159 euros, y eso permitirá la instalación de cinco empresas, con una inversión prevista aproximada de 23'5 millones de euros y la creación de 79 puestos de trabajos directos. Las empresas que se instalaran son Laboratorios Syva (dedicada a sueros y vacunas animales), Bioges Starters, que es una spin-off de la propia Universidad de León, y que centra su actividad en el ámbito de la biotecnología y Tecnosylva (dedicada a la informática).

Finalmente, el Parque Tecnológico de Burgos contará con 127 hectáreas repartidas entre los términos municipales de Burgos y Cardeñajimeno, en el entorno de Villafría. Este parque aún está en fase de definición urbanística y está previsto que las obras de infraestructura podrán hacerse en el año 2006 y la primera fase de dicho parque podrá empezar a acoger empresas en 2007.

Proyectos conjuntos

La sociedad Parques Tecnológicos tiene, además, una serie de proyectos en marcha, en los que colaboran sus distintas delegaciones, según explicó el viceconsejero.

Entre estos proyectos destaca el Centro de Enlace para la Innovación Galactea, en el que colaboran desde 1995. Se trata de una red formada por 68 centros de enlace que aglutinan a más de 200 entidades de la Unión Europea, cuyo fin último es promover la transferencia de tecnología transnacional. En estos momentos se está trabajando dentro de un nuevo contrato que abarca el periodo 2004-2008 con un presupuesto aprobado para Parques de 402.854 euros.

Otro es la colaboración establecida con la región de Zlin, en la República Checa, para ayudar en el diseño y desarrollo de una estrategia regional de innovación y para lo que se han destinado un total de 36.000 euros.

En el ámbito nacional, también se trabaja en varios proyectos, uno de ellos es la red de transferencia de tecnología, de la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos (APTE), cuyo objetivo es establecer relaciones de cooperación entre las empresas de los entornos de los 18 Parques Tecnológicos en funcionamiento que existen actualmente en España utilizando herramientas de soporte de páginas web, organizando jornadas y celebrando encuentros empresariales.

Otro de estos proyectos es el de asistencia técnica a parques tecnológicos de reciente creación, también en colaboración con la APTE, que permite la incorporación de nuevos parques a la entidad y ayuda en sus primeros pasos.

Parques Tecnológicos de Castilla y León también participa en una iniciativa piloto que se lleva a cabo en cinco parques de toda España y cuya finalidad es conseguir impulsar la creación de empresas tecnológicas en su entorno.

Finalmente, la entidad regional también disfruta de las ayudas a la realización de actividades de I+D en Parques que convoca el Ministerio de Educación y Ciencia en forma de anticipos. A dicha convocatoria Parques presentó un total de 5 proyectos como solicitante, de los cuales uno es beneficiario directo y los otros 4 son proyectos de empresas de la región. El proyecto propio para el cual se ha solicitado un anticipo reembolsable de 1.526.448 euros.

 

Acciones regionales
En cuanto a los proyectos de ámbito regional, destaca el llamado Gestoris, que pretende extender entre las Pymes la cultura de la búsqueda de recursos financieros alternativos a la subvención y el apoyo financiero por parte de las Administraciones Públicas, fundamentalmente mediante la consecución de beneficios fiscales a la I+D+I. Asimismo, también es importante la participación en el proyecto Biotransfer, según señaló el responsable del área económica de la consejería, que consiste en la definición y puesta en marcha de un conjunto de actuaciones encaminadas a favorecer la incorporación de soluciones biotecnológicas a las necesidades previamente detectadas de I+D+I de las Pymes, como elemento de mejora de la competitividad de las mismas o como fuente de generación de nuevas líneas de negocio.