Nutrition Spain , Salamanca, Friday, October 20 of 2006, 15:20

El Consejero de Agricultura propone incluir al lobo en el catálogo de especies cinegéticas al Sur del Duero

Castilla y León cuenta con más del 50% de los especímenes de toda España

AVPR/DICYT El consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, José Valín, ha explicado hoy viernes en Salamanca que la posición oficial de la administración regional con respecto a las políticas de conservación del lobo ibérico, pasa por solicitar a las instituciones europeas competentes la declaración de la especie como cinégetica a partir de la línea orográfica que marca la margen Sur del río Duero. Valín ha querido reforzar de esta manera el apoyo que han recibido los colectivos ganaderos afectados por ataques de cánidos, quienes este mismo viernes han podido plantear sus demanadas al secretario territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Luis Heredero Ortiz de la Tabla, y el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, Alfonso de Jorge Manchado.

 

Según ha explicado el consejero en declaraciones recogidas por DICYT, "Castilla y León alberga más el 54% de los 2.000 ejemplares de lobo ibérico que habitan en los montes y bosques españoles y, según se ha demostrado a través de diversas experiencias, la especie se conserva mejor en aquellas demarcaciones en las que su caza está permitida, ya que el control de las poblaciones es más estrecho por parte de los servicios responsables de la conservación de la naturaleza, dificultando su extinción. Por eso no resulta comprensible la oposición de las diferentes organizaciones conservacionistas".

 

Situación actual

 

Los últimos datos recabados por especialistas como Juan Carlos Blanco, autor del informe titulado Diagnóstico de la Situación del lobo en Castilla y León aseguran que la comunidad es, junto con Galicia, la región europea en la que se concentra el 34% de la población de esta especie, además de uno de los bastiones en los que tradicionalmente se ha refugiado el lobo ibérico, considerado hasta hace unas décadas enemigo del hombre. Los últimos datos recabados por el investigador de la Dirección General de Conservación de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente certifican que la población de lobos castellanoleonesa ha extendido su hábitat dentro de la comunidad, pasando a ocupar un 20% más del territorio que hace un cuarto de siglo.