Nutrition Spain , Soria, Wednesday, April 13 of 2011, 17:39

El INIA creará un modelo de información geográfica sobre zonas de obtención de resina en Castilla y León

Servirá para la elaboración de un decálogo dirigido a gestores políticos que pretende estar terminado a principios de 2013

Antonio Martín/DICYT El Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) realizará una caracterización de pinares de Castilla y León aptos para la resinación, con el que se quiere conocer aquellos lugares en los que se puede obtener en mejores condiciones este recurso no maderable. Para poder conocer estas zonas, el INIA creará un modelo de información geográfica que permita la visualización de estos entornos y los lugares óptimos para la resinación. Con esas informaciones, y otras que forman parte de un subproyecto de una iniciativa internacional denominada Sust Forest, el instituto creará un decálogo dirigido a gestores políticos, cuya publicación está prevista a principios de 2013.

 

El proyecto de investigación del INIA está integrado en la iniciativa Sust Forest, con la que se pretende analiza los aspectos económicos, ecológicos y sociales de este sector de la resina para intentar su mantenimiento y expansión en España, Francia y Portugal. Instituciones de estos tres países del sudoeste europeo se han reunido en Soria entre ayer y hoy para abordar el lanzamiento de la iniciativa. El proyecto está enmarcado en el Programa de Cooperación Territorial Espacio Sudoeste Europeo 2007-2013, SUDOE Interreg IV-B de la Unión Europea. Los socios españoles son la Fundación Cesefor y el INIA. La entidad Gestão de Eventos, Serviços e Equipamentos es el socio portugués y el Institut polytechinique de Burdeos es el francés. Además el proyecto cuenta otros aliados que representan a propietarios, resineros e industrias de estos países.

 

El subproyecto del INIA contempla tres apartados, según explicó a DiCYT Mario Soliño, investigador del Centro de Investigación Forestal del instituto nacional. La primera supone "la caracterización de los hábitats de pinos en Castilla y León aptos para resinación en asociación con diferentes valores ecosistémicos", indica. El segundo es la valoración económica de diferentes sistemas de resinación para cifrar su aportación "al bienestar social en Castilla y León". La tercera parte del trabajo supondrá la recogida de los datos de los dos anteriores apartados para la creación de "un decálogo de buenas prácticas", un "gran ensayo" dirigido a gestores políticos y agentes implicados en la gestión de los montes.

 

Para la caracterización de los pinares, los investigadores partirán de una parte de información proporcionada por los sistemas de información geográfica. Para los datos no disponibles, los científicos acudirán a los datos disponibles en el departamento de Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León. Entre los datos que solicitarán a la Consejería de Medio Ambiente está, por ejemplo, los datos de animales en peligro de extinción que habitan estos bosques. Recopilada la información, los investigadores desarrollarán un modelo de información geográfica que permita "la visualización de los hábitats". Paralelamente, se seleccionarán tres municipios en Castilla y León para un trabajo de campo en el que pretende conocer el comportamiento de la actividad resinera y la potencialidad de la misma. Estas segundas labores se desarrollarán en mayo de 2011 y en primavera de 2011.

 

Con la valoración económica y social de las actividades de los resineros para compararlas con diferentes "externalidades", como puede ser la relación de la actividad de extracción de resina con incendios, erosión del terreno... Este trabajo se realizará de forma paralela a la caracterización de los terrenos. Se pretende su inicio a final del verano. El plazo para el final de esta fase está establecida en un año.

 

El decálogo incorporará "estas investigaciones y otras que el INIA realiza en este campo de actuación", expresa Soliño. Este documento servirá de guía para actuaciones sobre las actividades resineras. Aunque su redacción ha comenzado ya, se prevé que el documento esté concluido a principios de 2013, plazo final para el conjunto de la iniciativa Sust Forest. Una web recogerá al día toda la información que genere este proyecto internacional.

 

 

Por qué la resina

 

Mario Soliño señala que Sust Forest pretende conocer con más profundidad la obtención de resina. Esta supone "un producto no maderable del bosque comparable con las setas, los piñones o los servicios recreativos". Por lo tanto, significa que "supone una parte importante de la renta de un sistema forestal". En la actualidad, se observa una tendencia a la disminución de la actividad resinera en el sudoeste de Europa. "En Francia prácticamente ha sido abandonada, mientras que en Portugal está en declive", recuerda Soliño. Las instituciones que forman parte del proyecto Sust Forest pretenden conocer las necesidades y las bases científicas sobre su obtención.