Nutrition Spain Ávila, Ávila, Thursday, November 22 of 2007, 15:35

El nido abulense de Águila Imperial Ibérica registra tres nacimientos de pollos en tres años

Se trata de una especie en estinción que según la asociación ecologista Centáurea está colonizando nuevo territorio

MMG/DICYT El nido de Águila Imperial Ibérica, especie en peligro de extinción, ubicado en la localidad abulense de Villanueva de Gómez ha registrado ya el nacimiento de tres pollos de este animal, lo que supone según las asociaciones Ecologistas en Acción y Centáurea la constatación de la “cría, reproducción y presencia continuada” del animal en una zona que reclaman sea declarada Zona de Especial Protección y Área Crítica.


Según el presidente de Centáurea, Carlos Bravo, está comprobado que la pareja que allí reside se ha reproducido en tres ocasiones a lo largo de sus tres años de estancia este territorio abulense. “Estamos hablando de una pareja que lleva criando tres años en muy buenas condiciones, y que ha sacado adelante tres pollos, según los estudios de la Sociedad Ornitológica”, recalca Bravo, que insiste en que ésa es una tasa de cría muy buena para esta especie. "Teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el águila imperial ibérica esta es una gran noticia que debería ir acompañada de medidas de protección”, insiste el experto.


Las medidas que se deberían aplicar a esta zona son, según Bravo, "declararla Área Crítica, e incluirla dentro de la Red Ecológica Natura 2000” y señala además que esta pareja está comenzando a "colonizar un nuevo territorio", algo que pretende el propio Plan de Recuperación ya que “es la mejor forma de aumentar la densidad de población de esta especie y de dejar atrás su estatus de especie en peligro de extinción”.

Cuando especie se encuentra declara por la Unión Europea en peligro de extinción, como le ocurre al águila imperial ibérica, esto supone que tiene efectivos poblacionales tan bajos que puede desaparecer en cualquier momento. “Por eso hay que adoptar medidas urgentes que consigan situarla, en primer lugar, dentro de la condición de especie amenazada y, después, vulnerable”, explica Bravo, que se muestra optimista al asegurar que todavía hay tiempo para salvar al águila. “De hecho, cada vez que se genera un nuevo nido es una noticia muy buena y hay que poner todas las medidas de protección que establece la ley”, argumenta.

El Águila Imperial en España
El mapa de ubicación del Águila Imperial Ibérica en la península no es muy extenso. Actualmente, y según el Libro Rojo de los Vertebrados, existen 350 ejemplares maduros, repartidos en nueve núcleos reproductivos no conectados entre sí. De ese grupo, 33 parejas se aposentan en Castilla y León, según los datos que maneja la Consejería de Medio Ambiente de la Junta. “Pero hay que tener en cuenta que no todas esas parejas son reproductoras”, aclara Bravo, que señala las provincias de Ávila y Segovia como las preferidas de estas aves. “También están llegando ahora a Valladolid a través de Arévalo”, puntualiza, y señala éste como “el núcleo que más avanza hacia el norte de la península. “Éste sería su límite más septentrional en su área de distribución”, explica, e insiste en la importancia de que, poco a poco, el águila vuele hacia el norte, porque sólo así se consigue aumentar su hábitat, lo que supone, también, incrementar sus posibilidades de supervivencia.
Los Montes de Toledo, una parte de Extremadura, la tierra de Barros, la Sierra del Guadalquivir y Sierra Morena son otros de los espacios que el águila también ha ‘colonizado’ en la Península Ibérica.