Technology Spain , Valladolid, Tuesday, July 07 of 2009, 19:00

Estudiantes de Valladolid construirán un prototipo de vivienda autosuficiente

Será la representación regional en el concurso ‘Solar Decathlon Europe’, en el que participarán 20 proyectos de todo el mundo

CGP/DICYT Un equipo de estudiantes de la Universidad de Valladolid ha diseñado y construirá un prototipo de vivienda autosuficiente energéticamente. El proyecto formará parte del Solar Decathlon Europe, un concurso en el que competirán 20 proyectos de todo el mundo con el fin de desarrollar una casa que funcione únicamente con energía solar e incorporar tecnología que permita la máxima eficiencia. La presentación del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 830.000 euros, ha tenido lugar hoy en Valladolid y ha contado con la presencia de María Jesús Ruiz y Antonio Silván, consejeros de Medio Ambiente y Fomento, respectivamente, entre otras autoridades.

 

La alumna de Arquitectura Beatriz Alcalde, en representación del equipo de trabajo, ha explicado las bases de esta vivienda sostenible. El primer problema que afrontaron fue desvincularse del concepto de casa tradicional y posteriormente analizaron “al individuo contemporáneo” con el objetivo de crear un habitáculo según sus “necesidades especiales, cualidades, significados, relevancia y relación de espacios”. El resultado es el nombre del proyecto, Urcomante, y hace referencia “al habitante virtual variante, que aúna las necesidades y singularidades de las tribus urbanitas, cosmopolitas, de emprendedores solitarios, diletantes e inmigranes”.

 

La casa se compone de una estructura de madera laminada, de procedencia local, lo que aporta una absorción de dióxido de carbono que equilibra las emisiones producidas en el procesado de los demás materiales. Asimismo, la fachada está compuesta con una doble piel translúcida, lo que posibilita un diferente comportamiento en función de la temperatura exterior, funcionando como una cámara de aire en invierno y como un parasol en verano. La captación fotovoltaica está integrada en la cubierta con una pendiente de siete grados y orientación hacia el sur para que la casa sea totalmente autosuficiente a lo largo de todo el año. En la misma línea, uno de los laterales cuenta con lamas orientables que proyectan sombras en verano, cuando el sol describe una órbita más elevada, y permiten su paso en invierno. Esta parte dispone además de tubos de vacío, una tecnología para la captación de los rayos solares con la que se generará el agua caliente para el consumo y la calefacción de la casa.

 

Todo ello, con orientación al sur para captar la energía solar durante todo el día y 54 metros cuadrados hábiles. El espacio interior se articula respecto al espacio central del salón, “las paredes son móviles, se reduce el espacio de las habitaciones para aumentar el del salón central”, ha apuntado Beatriz Alcalde. El habitáculo consta de varias estancias, una habitación, un baño, la cocina y un porche, además del salón.

 

Competición “olímpica”

 

El proyecto Urcomante competirá en el verano de 2010 en el Solar Decatlhon Europe, la cuarta edición del concurso, que tendrá por primera vez sede en Madrid. En la Villa Solar, a orillas del Manzanares, los 20 equipos participantes edificarán estas viviendas, que serán sometidas a diez pruebas por parte de un jurado de expertos. Con cada una de estas pruebas los equipos podrán obtener un máximo de cien puntos y llegar hasta un máximo de mil al final de la competición. Para ello, cada vivienda funcionará a pleno rendimiento (cocina, lavado, climatización) durante cinco días. De este modo, se evaluará la arquitectura y la ingeniería; el sistema solar y el balance energético; las condiciones de bienestar y el equipamiento; la viabilidad de mercado o la innovación y la sostenibilidad, entre otros aspectos.

 

Según ha destacado Antonio Silván, trabajar en esta línea “es una garantía para las generaciones futuras”, ya que este proyecto o algunos similares conformarán “los espacios en los que se moverá la ciudadanía en los próximos años”. En este sentido, el consejero ha adelantado que la futura Ley de Vivienda regional incide “en el criterio de sostenibilidad”, así como “en la minimización de emisiones, la garantía de durabilidad o la arquitectura bioclimática”.

 

Por su parte, María Jesús Ruiz ha hecho hincapié en que Urcomante es un proyecto “sobre el futuro” y ha recordado que Castilla y León “tiene mucho que decir energéticamente, ya que en España es una de las mayores regiones en la producción de renovables y la que cuenta con mayor capacidad de implantación y crecimiento”. Ambas instituciones han apoyado económicamente la realización del proyecto, junto con las empresas Yohkon, Finnforest, Indal y BMC Maderas.