Technology Spain , León, Friday, March 13 of 2009, 18:20

Inbiotec participará en un proyecto europeo de producción de aminonácidos a través de bacterias

Será el único grupo español en una red de nueve socios y 160.00 euros de presupuesto

AMR/DICYT El Instituto de Biotecnología de León (Inbiotec) participará en un proyecto europeo de producción de aminoácidos y ácidos orgánicos a escala industrial utilizando como plataforma la bacteria Corynebacterium glutamicum. Esta iniciativa comprende la colaboración en total de nueve instituciones y el instituto, dependiente de la Universidad de León, será el único representante español. El proyecto, que tiene una duración de tres años y cuenta con 160.000 euros de financiación, trata de atender las necesidades de la industria alimentaria, cosmética y química en polímeros biodegradables y ya cuenta con varias empresas alemanas interesadas en los futuros resultados.

 

La acción se enmarca en la convocatoria de Biotecnología Industrial del Espacio Europeo de Investigación (equivalente en la docencia al Espacio Europeo de Educación Superior), que trata de promover el desarrollo de proyectos que resulten en nuevos productos, servicios y tecnologías competitivas en este campo. En concreto, el proyecto, denominado Producción biológica de unidades básicas para la obtención de productos químicos: Corynebacterium glutamicum como plataforma para nuevos bioprocesos eficientes, trata de obtener resultados en polímeros biodegradables, en contraposición con los de origen petroquímico usados actualmente, "en concreto, en algunos plásticos y fibras, como el poliéster", explicó Juan Francisco Martín, director de Inbiotec, a DiCYT.

 

En concreto, el trabajo modificará genéticamente la bacteria en los genes de biosíntesis y secrección de ácidos orgánicos o de ciclo de ácido cítrico, con el fin de convertirla en "superproductora" de aminoácidos y ácidos orgánicos. La Corynebacterium glutamicum realiza esta producción a través del metabolismo intermediario, con el uso de azúcares y carbohidratos como instrumento, para secretar los ácidos orgánicos. La misión del equipo de León, coordinado por Martín y el investigador Carlos Barreiro, será la de construir mediante experimentos sucesivos y analizar cepas de la bacteria para producir diferentes ácidos dicarboxílicos y aminoácidos. Adicionalmente, se tendrán en cuenta situaciones que pueden producir a gran escala, ya que "se pueden producir situaciones de estrés en las cepas productoras", explica el director de Inbiotec.

 

La meta de la investigación será obtener tanto ácidos orgánicos como aminoácidos en procesos biológicos usando materias primas renovables, como la harina o la remolacha, en vez de acudir a la industria petroquímica, como hasta ahora. La bacteria utilizada se convertirá, por ello, en un mecanismo de diseño, esto es, un organismo modificado genéticamente al que se se le añadirán o eliminarán genes según los objetivos propuestos. 

 

Nueve socios

 

El trabajo será coordinado por el profesor Bernhard Eikmanns, de la Universidad de Ulm (Alemania). El resto de participantes son el Instituto de Microbiología y Biotecnología de esta misma universdad, el Instituto de Microbiología y Biotecnología de la Universidad de Muñiste (Alemania), el Institut de Genetique et Microbiologie de la Universidad de París-Sur (Orsay, Francia), dos equipos del Instituto de Biotecnología del Forschungszentrum Jülich (Alemania), el Instituto de Tecnologia Química e Biológica de la Universidad Nueva de Lisboa, el Institut National Polytechnique de Lorena (Vandoeuvre-lès-Nancy, Francia) y el Departamento de Biotecnología de la Universidad Tecnológica de Delf (Países Bajos). El Inbiotec ocupa el tercer lugar entre los partners.

 

Las actividades investigadoras dieron comienzo el 1 de marzo y a finales de mes se realizará la reunión de lanzamiento en Helsinki. Posteriormente, cada seis meses, se realizarán diferentes reuniones de trabajo en las sedes del proyecto. El vicerrector de Investigación de la Universidad de León, Alberto Villena, valoró la entrada de Inbiotec en el proyecto europeo, ya que "demuestra la capacidad científica de este grupo y su altísimo nivel" y añadió que "en Castilla y León necesitamos estimular las ideas de vanguardia para potenciar la investigación y el desarrollo".