Technology Chile , Metropolitana de Santiago, Wednesday, May 25 of 2011, 10:54

Investigación de la Usach permitirá minimizar tamaño de dispositivos de almacenamiento de información

El proyecto de la Universidad de Santiago de Chile busca entender el comportamiento magnético de las nanoestructuras

USACH/DICYT En los últimos años se ha hecho una costumbre ver cada cierto tiempo que el mercado ofrece aparatos tecnológicos más pequeños que los anteriores y con mejor capacidad de memoria para almacenar información. Sin embargo, estas miniaturas, que hoy ya son parte de nuestra vida cotidiana, tienen un trabajo previo de investigación muy poco conocido. Juan Escrig, Doctor en Ciencias con mención en Física y académico del Departamento de Física de la Usach, es el investigador responsable del proyecto Fondecyt que tiene por objetivo entender cómo se cambian y se pueden manejar las propiedades magnéticas cuando se generan partículas más pequeñas.

 

Para aplicar las nanoestructuras en diferentes dispositivos y arquitecturas posibles, es muy importante controlar el tamaño y forma, así como mantener la estabilidad térmica y química de las nanopartículas. Así, conocer las propiedades de estas partículas permitirá la miniaturización de los sistemas que requiere la tecnología actual.

 

Un ejemplo concreto son las memorias magnéticas de acceso aleatorio (MRAM), las que utilizan nanoestructuras magnéticas en vez de cargas eléctricas, permitiendo un significativo ahorro de energía, con lo cual los teléfonos celulares y los computadores, entre otros, ofrecerán mayor tiempo de trabajo continuo.

 

El objetivo de utilizar nanoestructuras magnéticas en este tipo de artefactos es lograr que los computadores se puedan apagar y encender sin perder la información ni el contenido en el que se esté trabajando. De este modo, en el futuro, los computadores se encenderán y apagarán al igual que un televisor o una radio.

 

Este proyecto Fondecyt pretende además encontrar mecanismos que permitan la aplicación de una novedosa plataforma de almacenamiento de datos conocida como memoria tipo "pista de carrera" (RM). En principio sería de bajo costo, como la unidad de disco duro, pero con el alto rendimiento y fiabilidad de la MRAM.

 

El Dr. Juan Escrig, junto con su co-investigadora Dora Altbir, desarrollan la investigación teórica de estas nanoestructuras magnéticas (mediante cálculos analíticos y simulaciones numéricas), las que serán sintetizadas en diversos laboratorios experimentales. Los nanohilos y antídots magnéticos serán sintetizados en el Laboratorio de Magnetismo de la USACH, mientras que los sistemas más complejos, como nanotubos o sistemas modulados, serán producidos por los investigadores de la Universidad de Hamburgo (Alemania) y del Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid (España).

 

Investigar teóricamente las propiedades magnéticas de estas nanoestructuras permite, como lo explica el Dr. Juan Escrig, predecir qué sistemas tendrán un comportamiento interesante. De esta forma, los laboratorios de investigación podrán saber con anticipación cuáles son los materiales más apropiados para usar en diferentes aplicaciones, lo que implica un ahorro de tiempo, trabajo y recursos para los equipos de trabajo.

 

Aplicaciones en salud

 

Las aplicaciones de nanoestructuras magnéticas, además de enfocarse en el ámbito tecnológico, tienen también presencia en el área de salud. Por ejemplo, en la entrega de fármacos dentro del organismo, donde a través de estas nanoestructuras se podrían dirigir los fármacos ingeridos por un paciente hasta sectores específicos del cuerpo.

 

Este proyecto Fondecyt es una continuación de investigaciones realizadas años anteriores por el Dr. Juan Escrig junto a un equipo de pares del Departamento de Física. "En un principio comenzamos estudiando propiedades estáticas de sistemas simétricos como los discos, hilos y tubos, y lo que queremos ahora es introducir sistemas más complejos, con nuevas problemáticas, como podrían ser sistemas asimétricos o con modulaciones controladas de sus diámetros. El proyecto se enfoca en controlar las propiedades magnéticas de las nanoestructuras modificando la geometría de éstas", concluye el experto de la Usach.