Nutrition Spain , Salamanca, Tuesday, July 11 of 2006, 14:35

Investigadores de la Universidad de Salamanca trabajan en la mejora de las estaciones depuradoras de agua

El grupo de Gestión Ambiental y Aprovechamiento de Recursos investigará durante los tres próximos años en el tratamiento de aguas con alta carga orgánica

AVPR/DICYT Un equipo de investigadores del Grupo de Gestión Ambiental y Aprovechamiento de Recursos de la Universidad de Salamanca trabajará, durante los próximos tres años, en la búsqueda de alternativas que permitan abaratar los actuales procesos de depuración de aguas, al tiempo que buscarán alternativas para mejorar la eficacia de las estaciones depuradoras tradicionales. El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, prestará además especial atención al tratamiento de aguas con alta carga de residuos orgánicos.

El esfuerzo que las diferentes administraciones han realizado en los últimos años ha posibilitado la implantación de estaciones de tratamientos de aguas residuales en la mayor parte de las ciudades con una población superior a los 5.000 habitantes, una medida que la legislación europea ya está haciendo extensiva a las poblaciones con una población por encima de 2.000, donde no hay recursos suficientes para asumir los costes que genera la construcción y mantenimiento de este tipo de estructuras.

Por ello, tal y como ha explicado a DICYT la investigadora y subdirectora del Departamento de Ingeniería Química y Textil de la Universidad de Salamanca, María del Carmen Márquez, "uno de los objetivos principales que queremos alcanzar con este proyecto es proponer alternativas menos costosas que las estaciones depuradoras tradicionales". Por el momento, los investigadores parecen haber encontrado una primera respuesta en la naturaleza, ya que "una de las alternativas que planteamos es realizar un tratamiento con macrofitas (un tipo de plantas acuáticas) que actúan como un primer filtro, y cuya función es idéntica a la que realizan los juncos en las márgenes de los ríos".

Pero el abaratamiento de los costes es sólo un primer objetivo. La profesora Márquez explica cómo "hoy en día los procesos de depuración más extendidos no han alcanzado un rendimiento óptimo, por eso en el departamento estamos estudiado diferentes técnicas y procesos, como las oxidaciones en condiciones supercríticas, la radiolisis o la sonolisis, con las que intentamos degradar sustancias, como los pesticidas que no somos capaces de destruir con los procesos habituales.

 

 

Cerrar el círculo
La falta de recursos hídricos, que ya ha comenzado a dejarse notar, será más acuciante en los próximos años, por eso la contribución de investigadores como los que integran el grupo de Gestión Ambiental y Aprovechamiento de Recursos de la Universidad de Salamanca será fundamental para paliar los problemas derivados de años de una inadecuada gestión de las aguas. "Nuestro objetivo último es conseguir cerrar el ciclo, apunta María del Carmen Márquez, y añade, "como consecuencia de los procesos de depuración se retienen una serie de sustancias que buenas parte de ellas orgánicas, a las que estamos buscando nuevos usos, lo que nos permitiría cerrar casi por completo todo un proceso".