Nutrition Spain Ávila, Ávila, Thursday, April 26 of 2007, 17:45

“La calidad del agua en Castilla y León está asegurada”

Clara Berbel, directora general de la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria, ha inaugurado la jornada ‘El agua de consumo humano: ¿un alimento más?’

MMG /DICYT La directora general de la Agencia de Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria, Clara Berbel, ha inaugurado esta tarde la jornada El agua de consumo humano: ¿un alimento más?, organizada en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ávila por la Asociación de Científicos y Tecnólogos de los Alimentos de Castilla y León (ACTA-CL).

En su intervención, Berbel ha destacado la seguridad del agua de consumo humano en Castilla y León, a pesar de que tal y como ella misma ha señalado, el agua es tradicionalmente “un vehículo de transmisión de enfermedades”. Por ello, desde su punto de vista es fundamental que ayuntamientos y gestores “velen por su calidad”, para continuar en la línea que actualmente existe en la región y que pasa desde su punto de vista por evitar las intoxicaciones ya que, según Berbel, “los parámetros del agua son los adecuados”.

Y en este sentido han ido también las palabras de Enrique Estrada Vélez, jefe de Servicio de Evaluación de Riesgos y Gestión de Alertas, que aunque ha destacado la buena calidad del agua de Castilla y León, él sí que ha hecho referencia a los “problemas puntuales, pero a veces graves”, que existen en la región. “Me refiero, por ejemplo, a la presencia de arsénico en captaciones profundas en Ávila”, donde ha asegurado, “existen varios abastecimientos con declaración de agua no apta para el consumo de boca, al superar los 10 microgramos de arsénico por litro”. Éste es, según él, “un problema geológico de difícil solución”.


Estrada Vélez también ha recordado los problemas de nitratos como consecuencia del abonado o de floruros, sobre todo en la zona de Salamanca. “Y luego tenemos los problemas del tratamiento, como en Zamora, donde se capta el agua de un río Duero que llega allí muy castigado, con mucha materia orgánica”, ha recalcado. “Los tratamientos aportan muchos trialometanos al agua, aunque ahora, con las técnicas de la ozonización y de los filtros de carbón activo vamos solucionando esos problemas”, ha concluido.