Science Spain , Soria, Thursday, November 18 of 2004, 17:53

La Escuela Universitaria de Educación acerca Internet a ocho discapacitados mentales

La iniciativa parte de un programa de integración que desarrollan la Junta de Castilla y León y la Universidad de Valladolid

VR/DICYT Un total de ocho sorianos con diferente grado de discapacidad mental, todos ellos miembros de la Asociación Virgen del Camino de Enfermos Psíquicos de Soria (Asovica), comenzaron ayer miércoles un curso de iniciación a Internet en el aula de Informática de la Escuela Universitaria de Educación de Soria. La iniciativa se ha puesto en marcha gracias a un programa de integración entre universitarios y personas con discapacidad que desarrollan la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León y el Vicerrectorado de Alumnos de Asuntos Sociales de la Universidad de Valladolid, a través del Secretariado de Asuntos Sociales.


José María Marbán, profesor del Departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Valladolid, dirige esta actividad que, según él mismo explica “en Soria es una novedad”, y añade que “surgió para facilitar a las personas con enfermedad mental un conocimiento básico de los ordenadores suficiente como para poder comunicarse dentro de la red y que puedan mejorar sus opciones de ocio y tiempo libre”.


La actividad cuenta con un total de seis sesiones, una a la semana, que comenzaron ayer miércoles 17 de noviembre y que se desarrollaran hasta el próximo 21 de diciembre, en las que, a través de un acercamiento entre personas con enfermedad mental y miembros de la comunidad universitaria, se pretende que aquéllos consigan un conocimiento básico de los contenidos para navegar por Internet. Marbán explicó que las sesiones “serán teórico-prácticas y muy sencillas, trabando al ritmo que los ocho alumnos nos marquen”.


Por su parte, Natalia Briongos, educadora de Asovica, apuntó que “los ocho alumnos cuentan con diferentes grados de discapacidad, entre los que se cuentan trastornos de personalidad, trastornos bipolares y esquizofrenia”, y añadió que espera que la respuesta sea positiva ya que la actividad a la que se enfrentan es “voluntaria, se han apuntado porque ellos han querido”.


Ante la dificultad de enseñar a personas con discapacidad, anterior a la primera clase que comenzó ayer, tanto José María Marbán como los educadores que van a participar en este proyecto, tomaron parte en una sesión preparatoria en la que se les explicó cómo comunicarse con una persona con discapacidad mental, que “aunque lleve más tiempo que con una persona sin ningún trastorno mental también puede resultar una grata experiencia”, apuntó Briongos, quien añadió que “en esta experiencia vamos a aprender las dos partes”.


En cuanto a los temas que se explicarán en las diferentes sesiones, Marbán explicó que “comenzaremos con un primer contacto con el ordenador, con algo tan sencillo como encenderlo y apagarlo”. En días sucesivos los ocho alumnos “aprenderán acceder a Internet con el navegador Explorer, conocerán el buscador Google, crearán una cuenta de correo, visitarán un museo de forma virtual, periódicos on-line, chatearan… y también aprenderán algunos peligros de Internet como las páginas de pago”, concluyó el profesor.


A esta primera iniciativa llevada a cabo con personas con discapacidad mental de Asovica seguirá una segunda sesión en el mes de febrero con personas con discapacidad física de la Fundación de Ayuda al discapacitado y Enfermo Psíquico de Soria (Fadess).