Nutrition Spain , León, Monday, December 20 of 2010, 17:45

La luna se torna naranja

La pr谩ctica totalidad de Castilla y Le贸n, lugar id贸neo para la observaci贸n del 煤ltimo eclipse lunar de 2011

AMR/DICYT Unos minutos antes de que la Luna se ponga por el horizonte en la madrugada del 21 de diciembre (cerca de las 8.20 horas en Ponferrada, León, por ejemplo), nuestro satélite natural comenzará a tomar una tonalidad anaranjada. Será el último eclipse lunar de 2011. Este suceso astronómico se produce cuando suceden dos factores: que haya luna llena y que en su trayectoria de traslación sobre el eje de la Tierra se encuentre en la zona en la que el planeta produzca una sombra sobre su satélite. Según explica la Asociación Astronómica del Bierzo, las localidades situadas al oeste del eje que marcan las ciudades de Pamplona, Madrid y Sevilla, ofrecerán mejores condiciones para la observación de este fenómeno; esto es, la práctica totalidad de Castilla y León, Canarias, las comunidades autónomas cantábricas, Extremadura y el oeste de Navarra, Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía.

 

Por la hora en la que se producirá, el suceso transcurrirá con la salida del Sol. Esta circunstancia, no obstante, no tiene que impedir la observación del fenómeno. La Asociación Astronómica del Bierzo, no obstante, lamenta la coincidencia de la puesta de la Luna y la salida del Sol: "Es una pena que el fenómeno suceda con la Luna inmersa en el resplandor crepuscular, pues que si sucediera por la noche [...] podríamos ver el cielo completamente estrellado al oscurecerse Luna por el propio eclipse", según recoge DiCYT.

 

El cielo tampoco facilitará la observación. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé lluvias en todo el país por la mañana, que en el caso de los sistemas montañosos podrán ser de nieve. Mejor tiempo se prevé en Canarias, donde solo se prevén precipitaciones en las islas occidentales. Para luchar contra los elementos, el Instituto de Astrofísica de Canarias ofrecerá una retransmisión del evento en internet desde el pico del Teide (Tenerife).

 

Según explica el IAC, en un eclipse lunar, "la sombra terrestre es la causa de que la luna llena desaparezca durante aproximadamente una hora". A diferencia de los eclipses totales de Sol los eclipses lunares se observan desde todo el hemisferio nocturno terrestre. La atmósfera de la Tierra juega un papel esencial en la observación de la Luna durante el fenómeno. Si no existiera, el satélite desaparecería de nuestra vista.  El color rojizo característico del eclipse lunar es debido a la luz refractada por la atmósfera de la Tierra. El próximo eclipse de Luna tendrá lugar la tarde del 15 de junio de 2011. Para que se repita un eclipse lunar total en plena noche noche tendremos que esperar hasta el 15 de abril de 2014.