Nutrition Spain , Palencia, Tuesday, May 10 of 2011, 14:45

La reducción de las poblaciones de aguilucho lagunero se debe principalmente al envenenamiento

El MARM colabora en el marcaje de esta especie con emisores vía satélite en el marco de dos proyectos realizados en Castilla y León

CGP/DICYT Técnicos de la unidad de especialistas en manejo de fauna de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) han realizado el trabajo de captura y marcaje de 11 ejemplares de aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) de la población asociada a los humedales del Canal de Castilla. En concreto, se han colocado emisores de tipo GPS con seguimiento por satélite, que permiten determinar con gran precisión las áreas en las que se mueven los ejemplares. 

 

Esta iniciativa se ha desarrollado en el marco del proyecto LIFE Naturaleza Restauración y Gestión de Lagunas: ZEPA Canal de Castilla, desarrollado por la Fundación Global Nature, la Confederación Hidrográfica del Duero y la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, y del proyecto de reforestación y protección del aguilucho lagunero en la provincia de Palencia.

 

El objetivo principal de este seguimiento es disponer de información precisa y objetiva para favorecer el estado de conservación de esta especie representativa de los humedales ibéricos, incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, así como la adecuada gestión de estos humedales, favoreciendo el estado de conservación de esta especie representativa de los humedales ibéricos.


Según la información del Ministerio recogida por DiCYT, los datos obtenidos permitirán conocer aspectos fundamentales de la biología de la especie, como el uso del hábitat en el entorno de los humedales del Canal de Castilla, las zonas de concentración postnupcial y los movimientos migratorios y dispersivos, así como las amenazas y problemas de conservación presentes en su hábitat.

 

Cebos envenenados

 

Gracias al marcaje de las aves se ha demostrado que el uso ilegal de cebos envenenados sobre esta población está mostrando gran incidencia en los últimos años. De los 11 ejemplares marcados, al menos tres han muerto por envenenamiento y un cuarto, también localizado muerto, está pendiente de los resultados toxicológicos. Un quinto ejemplar que perdió el emisor no fue localizado muerto en el punto de pérdida del mismo, aunque durante los trabajos de búsqueda del emisor se localizaron dos milanos negros envenenados.