Technology Spain Burgos, Burgos, Wednesday, March 03 of 2004, 21:20

La tecnología GPRS permitirá a las personas con problemas de audición enviar y recibir mensajes largos desde su móvil

La Fundación Vodafone prsentará la nueva tecnología a los operadores antes del verano

SC/DICYT La Fundación Vodafone y la Confederación Nacional de Sordos trabajan de forma conjunta en el desarrollo de una nueva tecnología, basada en el sistema GPRS, que permitirá comunicarse a las personas con algún tipo de discapacidad auditiva gracias a unos teléfonos móviles que permitirán enviar y recibir mensajes más largos de lo habitual. Así lo aseguró hoy el director de la Fundación Vodafone, José Luis Ripoll, que ha participado en Burgos en un seminario que ha servido como marco para la presentación del informe Tecnologías de la Información y Comunicación y Discapacidad: Propuestas de futuro, que días atrás ya fue presentado en la capital de España.

Este proyecto, que se está desarrollando en colaboración con la Confederación Nacional de Sordos y que se encuentra en fase experimental, podría estar finalizado, según José Luis Ripoll, “dentro de dos o tres meses”. Para entonces la Fundación Vodafone pondrá en funcionamiento alrededor de 60 teléfonos que incorporarán dicha tecnología, y presentarán a las operadoras de telefonía móvil dicha tecnología con el objetivo de que sean estas las que desarrollen.

Otro proyecto de la Fundación Vodafone, en el que trabajan en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, es un sistema que permite la monitorización a distancia de centenares de enfermos, y que tiene como principal objetivo el hacer un seguimiento de posibles problemas cardiacos, de la apnea del sueño y de enfermedades degenerativas por envejecimiento a través del móvil.

La Fundación Vodafone también trabaja en sistemas similares destinadas a los diabéticos. "En este caso estamos aplicando las nuevas tecnologías de la comunicación y la información para evitar que tengan que ir al médico continuamente”. Este proyecto consiste en la instalación de un glucómetro, que mide automáticamente la cantidad de glucosa en sangre y envía la información a un teléfono móvil, que a su vez, por un sistema de mensajería, es transmitido a un centro de control donde los servicios sanitarios analizan toda la información.