Health Spain Salamanca, Salamanca, Thursday, May 08 of 2008, 15:29

La Universidad de Salamanca cede al CSIC la parcela para la nueva sede del Instituto de Microbiología Bioquímica

Tras una inversión de 9 millones de euros, el nuevo edificio del IMB estará listo en 2011

José Pichel Andrés/DICYT El rector de la Universidad de Salamanca, José Ramón Alonso, y el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rafael Rodrigo Montero, han suscrito esta mañana un convenio por el que la institución académica cede al CSIC una parcela en la que se construirá la nueva sede del Instituto de Microbiología Bioquímica (IMB), un centro mixto de las dos entidades. Tras una inversión de 9 millones de euros, el nuevo edificio estará listo en 2011, según las previsiones. Además, otro convenio marco amplía desde hoy las líneas estratégicas de colaboración entre la agencia estatal y la universidad salmantina.

 

La parcela está situada al lado del nuevo Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) y la construcción del edificio correrá a cargo del CSIC una vez que se haya elegido el proyecto definitivo entre los cerca de 40 que se han presentado. Las obras tendrán una duración aproximada de dos años, según ha comentado Rafael Rodrigo en declaraciones recogidas por DiCYT tras la firma de los acuerdos. La nueva sede permitirá el traslado de los científicos del IMB que en la actualidad ocupan espacios en el Campus Unamuno de la Universidad, además de la posibilidad de "incorporar nuevos investigadores y crecer en técnicas y equipamiento", en palabras del rector.

 

Además, estar situado junto al edificio de Neurociencias permitirá crear sinergias con los equipos de investigación de este centro, que ya está construido y está a punto de ponerse en marcha. El presidente de la agencia estatal ha descado que el IMB "fue de los primeros organismos de cooperación entre el CSIC y una universidad", una "historia exitosa" de investigación cuya única dificultad actual es la falta de espacio.

 

Ampliar la colaboración

 

El encuentro de hoy ha servido también para cerrar un convenio marco entre las dos partes que permitirá en un futuro ampliar la colaboración a campos como las Humanidades o el Centro del Láser del Parque Científico de Villamayor, así como la "puesta al día" de los proyectos conjuntos de los otros centros mixtos de Salamanca, el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (Irnasa) y el Centro de Investigación del Cáncer (CIC).

 

En uno de sus primeros actos públicos tras ser nombrado, Rafael Rodrigo ha explicado que el CSIC está preparando su siguiente plan estratégico, que abarcará desde 2010 a 2013, tras el plan actual, de 2006 al 2009, un periodo en el que la institución se ha reorganizado para convertirse en agencia estatal, dependiente ahora del nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación. "Aún no hemos creado la nueva estructura que necesitamos como agencia estatal, queremos mejorar la entrada de personal científico y definir una carrera técnica y una de gestión, que todavía no existen", apunta.

 

Objetivos del CSIC

 

La principal misión del CSIC seguirá siendo "generar conocimiento", según su presidente, pero también "mejorar la capacidad tecnológica del país", un aspecto en el que España ocupa el decimosexto puesto en el mundo a pesar de ser el décimo en producción científica. "Somos el organismo que más patenta en el país, pero esta labor no la deben hacer sólo las instituciones públicas, sino también las privadas, así que uno de nuestros objetivos es transferir el conocimiento al sector privado", ha afirmado.

 

En este sentido, el rector de la Universidad de Salamanca ha especificado que "no estamos a la altura en patentes ni en número de investigadores, puesto que necesitaríamos 40.000 más, y tenemos dificultades para publicar en las mejores revistas del mundo. Se ha avanzado mucho pero aún estamos un escalón por debajo", concluye.

 

La carrera científica 
En un día de reivindicación en la Universidad de Salamanca por parte de jóvenes científicos, que reclaman mejores condiciones para los becarios de investigación, el presidente del CSIC ha asegurado que, a pesar de que se trata de un mundo muy competitivo, los jóvenes españoles cuentan con mejores condiciones laborales que los de países del entorno. "La carrera científica significa un continuo aprendizaje, pero es demasiado larga", ha afirmado, apostando por "contratos de cinco años con evaluación intermedia" y abogando sobre todo por evitar que "haya huecos en los que el personal en formación no tiene ocupación". Asimismo, Rafael Rodrigo apuesta por desterrar la idea de que los científicos españoles se vayan al extranjero es algo negativo. "La Ciencia no tiene fronteras y es bueno que los investigadores cambien de país, hace 20 años sólo había españoles fuera, pero ahora también hay extranjeros aquí", aclara.