Health Spain , Salamanca, Wednesday, November 17 of 2004, 12:58

Las compañías farmacéuticas buscan fórmulas para producir medicamentos más seguros y menos caros

El profesor de Química Farmacéutica José Luis López participa esta tarde en el curso de especialización en farmacovigilancia

AVPR/DICYT El salón de actos de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Salamanca acoge esta tarde la sexta sesión del curso de especialización en farmacovigilancia, que comenzó el pasado 6 de octubre y al que asisten 150 alumnos. En esta ocasión la charla, que dará comienzo a las 19 horas, será impartida por el profesor del Departamento de Química Farmacéutica José Luis López quien, bajo el título Seguridad y eficacia en relación con el diseño actual de medicamentos, abordará los esfuerzos que las compañías farmacéuticas están llevando a cabo para aumentar la seguridad de los nuevos medicamentos y reducir los altos costes de producción.

 

Según ha comentado a DICYT el propio José Luis López "se trata de acercar a los alumnos los diferentes estadíos por los que pasa un medicamento antes de ser comercializado, así como las medidas de seguridad que se activan en cada uno de los estadíos".

Desde los años 60 el proceso de diseño y prueba de medicamentos se ha ido haciendo más complejo, ya que el número de pruebas que un compuesto debe superar para ser comercializado se ha incrementado considerablemente. Para el desarrollo de un fármaco existe una fase preclínica, en la que se demuestra su eficacia en experimentos in vitro y en animales (in vivo). Posteriormente el fármaco debe superar tres fases clínicas en las que se prueban los efectos del fármaco en humanos.

Medicamentos seguros y baratos

Tal y como advierte el profesor José Luis López, "estas medidas, aunque han contribuido a mejorar los procesos de producción, también los han encarecido enormemente. En la actualidad introducir un nuevo medicamento en el mercado puede llevar a los investigadores una media de 12 años desde que se identifica el principio activo hasta que se autoriza su utilización terapéutica, y los costes de este proceso de desarrollo alcanzan, de media, los 800 millones de dólares".

Esta tarde los asistentes a las jornadas podrán conocer las estrategias que en estos momentos están poniendo en marcha las compañías farmacéuticas para abaratar este proceso. "básicamente la tendencia que se está siguiendo en estos momentos es focalizar las investigaciones. Se intentan identificar, a priori, las dianas terapéuticas en las que un compuesto es más activo, con lo que se reduce el número de experimentos generales", explica el profesor López.


El próximo día 1 de diciembre tendrá lugar la clausura del curso. La última de las sesiones correrá a cargo de Asunción Balado Insunza, farmacéutica de atención primaria en León, quien expondrá a los asistentes los problemas que se encuentra un farmacéutico en el ejercicio diario de la medicina.