Health Spain , Salamanca, Friday, November 27 of 2009, 17:19

"Los reconocimientos te llegan de fuera, nadie es profeta en su tierra"

El investigador del Instituto de Neurociencias de Castilla y Le贸n Enrique L贸pez Poveda, distinguido como 'Fellow' por parte de la Sociedad Ac煤stica Americana

José Pichel Andrés/DICYT Su nombre ha pasado a formar parte de la lista de grandes expertos mundiales en audición tras el reconocimiento como Fellow por parte de la Acoustical Society of America (Sociedad Acústica Americana), una distinción que será oficial el 21 de abril de 2010, durante el congreso de primavera de esta agrupación, que se celebrará en Baltimore (Estados Unidos). En toda la historia, tan sólo otro español lo había conseguido. Ahora la distinción es para Enrique López Poveda, miembro del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl) y de la Universidad de Salamanca, quien ve reconocida su investigación acerca del funcionamiento no lineal del oído interno.

 

Obtener una distinción de esta magnitud "siginifica que el trabajo que llevamos haciendo en los últimos años es reconocido por los expertos en acústica y audición que son miembros de la Sociedad Acústica Americana", declara López Poveda a DiCYT. Esto es mucho decir, ya que se trata de la agrupación científica más prestigiosa del mundo sobre el sistema auditivo, con 7.500 miembros y, de entre los que sólo 900 son Fellows y de ellos sólo dos españoles, López Poveda y Jaun Antonio Gallego Juárez, científico del CSIC que consiguió esta distinción en 1997 por sus trabajos en ultrasonidos.

 

"En este colectivo hay distintos tipos de miembros, estudiantes, asociados, miembros de pleno derecho y Fellows, pero esto último no se elige, es una distinción que te otorgan a propuesta de otros Fellows de la sociedad y con el aval de tu currículo", comenta López Poveda. Esta distinción está reservada para "aquellos miembros que han realizado trabajos notables en alguno de los campos en los que ejerce su actividad la sociedad".

 

Lo que ha hecho este científico del Incyl para merecer la distinción es realizar aportaciones en el estudio de la no linealidad en el funcionamiento de la cóclea, también llamada caracol u oído interno, un asunto "clave para entender la percepción auditiva", asegura. 

 

Percepción y oído interno

 

El ser humano es capaz de percibir un rango muy amplio de intensidades sonoras de 0 a 120 decibelios. En esta escala, 0 decibelios sería la mínima presión audible, mientras que 120 es la máxima presión tolerable, que en realidad es 100 millones de veces más grande que 0. El oído funciona acomodando un rango muy amplio de presiones acústicas en un rango muy estrecho de respuestas fisiológicas. "Gracias a esto podemos percibir ese amplio rango de intensidad, pero además, el oído interno se comporta como un banco de filtros, podemos percibir las distintas frecuencias que componen un sonido gracias al funcionamiento del oído interno", explica.

 

"Este funcionamiento coclear fue descrito en principio como un fenómeno lineal, pero después se ha descubierto que es un fenómeno no lineal y lo que nosotros hacemos es caracterizarlo", comenta. Sin embargo, ¿qué significa que el funcionamiento de la cóclea es no lineal? "Un sistema no lineal produce distorsión y un sistema lineal no la produce", señala, "cuando subes el volumen de unos auriculares o altavoces, lo normal es que se perciba la distorsión, el sonido deja de recibirse claramente para oírse distorsionado", apunta. "Pues bien, el oído, en contra de la lógica, funciona de manera similar, produce distorsión; es más, cuando se convierte en lineal es una mala señal, significa que estamos perdiendo capacidad auditiva", concreta.

 

Técnicas creativas

 

Las investigaciones que realiza López Poveda y su grupo se llevan a cabo con personas, lo cual "tiene más dificultades que hacerlo con animales, hay que diseñar pruebas universales no invasivas sin poder hacer fisiología, de manera que hay un elemento de creatividad incluso en las técnicas", apunta.

 

Partiendo de esta base, el trabajo de Enrique López Poveda y de su equipo es caracterizar este sonido no lineal y diseñar dispositivos que permitan simularlo computacionalmente y dispositivos que permitan restaurar las características no lineales de la audición en personas cuyo oído interno funciona de forma lineal por haberse deteriorado.

 

Investigación singular en España

 

En España no hay nadie que se dedique a este campo de investigación, los expertos en audición se centran en el aspecto clínico, probando fármacos o estrategias quirúrgicas para implantar prótesis auditivas. También hay quien se dedica a investigar neuroaudicón, cómo el cerebro procesa los sonidos, pero nadie se dedica al papel de la cóclea en la percepción auditiva humana. Sin embargo, se trata de una investigación muy importante, ya que "las prótesis auditivas se basan en la hipótesis de que lo que no funciona es la cóclea y que el resto del cerebro auditivo es normal", recuerda el científico.
 

El hecho de trabajar en una línea de investigación inexplorada en este país, aunque pueda parecer un privilegio, también presenta numerosos inconvenientes. "Los reconocimientos te llegan de fuera, nadie es profeta en su tierra", asegura, trasladando al mundo de la Ciencia este viejo dicho. De hecho, el desconocimiento de su trabajo por parte de los expertos nacionales hace que tenga numerosas dificultades para conseguir financiación para sus proyectos. "Una de las críticas en el ámbito nacional es que publicamos en revistas de bajo perfil cuando en realidad son las mejores revistas de nuestro ámbito y por eso se nos otorga la distinción que nos han dado", apunta. El resultado de esto es que "siempre estás buscando financiación en otros lugares y regalando ideas", se lamenta.

 

Trayectoria 
 
Enrique López Poveda es licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Salamanca y doctorado en Biofísica de la Audición por la Universidad de Loughborough de Reino Unido. Desde 1993 se dedica al estudio del papel del oído interno en la percepción humana de los sonidos. Los principales objetivos de las investigaciones de López Poveda consisten en tratar los trastornos de la audición y mejorar la calidad de las prótesis auditivas y los sistemas de reconocimiento del habla. A partir de 2003, el científico se incorporó al Instituto de Neurociencias de Castilla y León de la Universidad de Salamanca a través del programa Ramón y Cajal. Actualmente, Enrique López es profesor de la Universidad de Salamanca y dirige la Unidad de Audición Computacional y Psicoacústica.