Health Spain , Salamanca, Thursday, April 17 of 2008, 18:16

Más del 50% de los alcohólicos presenta un problema psiquiátrico asociado

Salamanca acoge el 'XV Simposium de la Sociedad Española de Psiquiatría Forense', centrado en el alcoholismo

JPA/DICYT Más del 50% de los alcohólicos presenta un problema psiquiátrico asociado a su enfermedad, según los datos de los últimos estudios que han comentado hoy algunos especialistas en la presentación del XV Simposium de la Sociedad Española de Psiquiatría Forense, una cita que se celebra en Salamanca mañana, 18 de abril, y el sábado, día 19, y que está centrada en el alcoholismo. Además, los expertos han señalado que uno de los grandes problemas del tratamiento del alcoholismo en la actualidad es que va unido al consumo de otras drogas, algo que no ocurría hace décadas.

 

En este sentido, Ginés Llorca Román, presidente del Comité Organizador de este encuentro, ha señalado que "ya no hay alcohólicos puros, puesto que la mayoría de los pacientes combina esta adicción con el consumo de otras drogas, como la cocaína o el hachís, y cada vez se usan más los medicamentos como drogas", apunta. Por su parte, Gloria Bueno, profesora del Área de Psiquiatría de la Universidad de Salamanca, ha incidido en la relación del alcoholismo con las enfermedades mentales, hasta el punto de que en muchos casos "no se sabe si fue antes la esquizofrenia o el alcohol".

 

En cualquier caso, los expertos coinciden en señalar que en la actualidad, los fármacos disponibles contribuyen en casi todos los casos a controlar de forma adecuada al sujeto que presenta casos de comorbilidad, bien sea por enfermedades mentales o por consumo de otras sustancias, a pesar de que, según denuncian, los medios de comunicación contribuyen a magnificar los casos aislados en los que no es así y un enfermo mental puede acabar protagonizando un suceso.

 

Otro fenómeno relacionado con los anteriores es el aumento del consumo de bebidas alcohólicas entre las mujeres, lo que provoca la aparición del síndrome fetal alcohólico, que se traduce en transtornos en el feto debido a la ingesta de alcohol por parte de las mujeres embarazadas. Uno de los especialistas en esta cuestión es Juan Luis Lanchares Pérez, catedrático de Ginecología y Obstetricia de la Universidad de Salamanca, que intervendrá en la jornada del sábado. De la relación entre mujer y alcoholismo hablará también Sonsoles Castro, médico forense, que considera que el fenómeno de la bebida se relaciona estrechamente con problemas sociales como la violencia de género.

 

El problema del médico enfermo

 

Otro de los temas centrales de este simposio, que contará con más de un centenar de especialistas de toda España, es el problema de los médicos alcóholicos. "El médico es más vulnerable a las patologías adictivas, así que trataremos de presentar cuáles son las características que provocan este hecho y las dificultades que tienen estos profesionales para pedir ayuda", ha comentado hoy Blanca Navarro, psiquiatra de Barcelona que trabaja en un centro especializado que atiende a los profesionales de la salud que intentan superar el alcoholismo.

 

"Los médicos presentan características especiales ante las adicciones ya que, por su tipo de formación, siempre han visto al enfermo al otro lado de la mesa y este tipo de relación dificulta que sean conscientes de su propio problema", señala la experta. De hecho, en este colectivo es fácil caer en la automedicación o en el consejo de algún colega de profesión cercano, de manera que en Barcelona el 80% de los médicos carecen de médico de cabecera. "Falta el distanciamiento necesario para afrontar el problema y no saben a quién recurrir debido a los prejuicios sociales que existen en la sociedad hacia esta enfermedad", añade Navarro.

 

El alto nivel de autoexigencia, la presión asistencial o la frecuencia con la que tienen que abordar litigios judiciales son algunos de los factores que aumentan el agotamiento emocional que lleva a los médicos al consumo de sustancias adictivas como el alcohol, algo que unido a los agravantes ya citados provoca que estos profesionales convivan en exceso con el problema y que éste afecte a sus pacientes. Por todo ello se puso en marcha un centro especializado en Cataluña en 1999 al que acuden profesionales y toda España y de Portugal, de forma que no tengan que verse "en la misma consulta que sus pacientes".