Social Sciences Spain Génova, Internacional, Tuesday, November 08 of 2005, 16:43

Tangos a ritmo de Física

El Festival de la Ciencia de Génova presenta, a través de la cultura, el porqué de las actividades cotidianas

Chema Cruz/DICYT Las actividades cotidianas del ser humano, como salir a bailar o apostar en juegos de azar, pueden ser explicadas desde una perspectiva científica y servir, además, para entender mejor disciplinas como la Física, la Química o la Astronomía. Y todo ello de una manera entretenida. Es el objetivo que, por tercer año consecutivo, se ha marca la organización del Festival de la Ciencia de Génova, que en esta edición ha reunido más de 250 eventos entre los que han destacado un centenar de conferencias, diversas muestras, seminarios, conciertos, teatro y una exhibición de películas.

 

Pocas son las cosas que escapan a la explicación de la Ciencia. El tango, sin ir más lejos, es explicado por primera vez desde la óptica la Física y su importancia en los movimientos del más popular de los bailes argentinos. Y no menos las maneras de hacerla atractiva, pues en el festival se puede hasta jugar al bingo científico, en el que en vez de números los cartones llevan nombres de objetos que son descritos por científicos.

La experiencia ha tenido tal éxito que, pese a que el festival dura dos semanas, la asociación que organiza el evento, apoyada por el Instituto Nacional de Física de los Materiales y la administración regional, se ha visto obligada a ampliar los horarios de acceso a los eventos permanentes. Hasta hoy martes, día en que se clausura, los asistentes al reciento, científicos de prestigio y público en general, han podido investigar, divertirse y aprender a partes iguales. La mayoría de quienes han visitado el festival son escolares, y a ellos han estado dirigidas buena parte de las actividades:  desde diseñar el que para ellos sería el museo ideal, experimentar en diversos laboratorios, o pasar un buen rato con los espectáculos Ciencia mágica y Circoscienza, donde se les ha explicado la Ciencia de una manera cercana.

 

La Ciencia ha sido protagonista en el campo de las artes. La exposición Los cuatro elementos ha mostrado cómo es interpretada por los artistas contemporáneos, mientras que en el MOLAB, uno de los laboratorios más avanzados de Europa entre los especializados en el análisis de obras a través de técnicas no invasivas, el visitante ha podido conocer el estado de salud del David de Miguel Ángel o qué secretos hay en los lienzos de Leonardo. Vinculándola a la aventura, los físicos explican cómo sobrevivir al frío en caso de pederse en la Antártida o, de la mano del Museo de Ciencia Natural del Trento, cómo ahorrar esfuerzos en la subida a una montaña de miles de metros.

 

La alta tecnología ha tenido también cabida en el Festival de la Ciencia 2005 a través del cine, asistiendo a una muestra de películas en las que la técnica juega un papel especial, o a través de la informática, aprendiendo de la mano de expertos a sacarle partido a Internet. Incluso se puede manejar un microscopio de alta resolución, utilizar los sistemas que permiten a los meteorólogos predecir el tiempo y fabricarse uno se propio robot. Eso sí, sin llevaselo a casa.