Technology Spain Ávila, Ávila, Wednesday, September 23 of 2009, 16:11

Técnicos de Cesvimap realizan las pruebas previas de un novedoso dispositivo de seguridad para motocicletas

El sistema, asociado a un nuevo seguro de Mapfre, permite localizar el vehículo en casos de accidente y robo, detectar intentos de sabotaje y activar la alerta sanitaria

MEG/DICYT Cesvimap, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre en Ávila, ha colaborado en las pruebas del nuevo dispositivo de seguridad para motocicletas de 125 centímetros cúbicos que se ha incorporado a un nuevo seguro que ha lanzado recientemente la compañía. El dispositivo permite localizar el vehículo en caso de accidente o de robo, así como identificar intentos de sabotaje, caídas en parado o pérdida de batería, mediante un sistema de mensaje a móvil.

 

Según explicó la compañía, este nuevo dispositivo incrementa la seguridad de los conductores y, por tanto, a reduce los índices de siniestralidad de este colectivo, cada vez más elevados (el año pasado fallecieron 93 motoristas en las carreteras españolas).

 

El sistema se activa en el momento en que se produzca un impacto o una caída, ya que Mapfre recibe automáticamente una señal de alarma y localiza el lugar exacto en el que se produjo el accidente. En ese momento, contacta con el asegurado a través del móvil y le ofrece la asistencia que necesite. Si no es posible contactar con el motorista, se activará el servicio de emergencia necesario, coordinado a través de los centros 112 de España.

 

Este dispositivo, similar a un GPS, se instala en la motocicleta y es posible utilizarlo también en casos de robo, ya que presta igualmente el servicio de localización por cartografía a tiempo real de modo que una vez localizada, se informa a las autoridades para que recuperen la motocicleta sustraída. Este servicio se puede iniciar siempre que el dispositivo informe de un movimiento no autorizado del vehículo.

 

El sistema ofrece otras utilidades ofreciendo datos como las rutas realizadas o los kilómetros recorridos, siendo ésta una información que sólo podrá ser consultada por el motorista y Mapfre sólo tendrá acceso a la misma de forma agregada, según aseguran desde la compañía. La Agencia Española de Normalización (AENOR) garantiza la privacidad de la localización exacta del vehículo, así como todos los aspectos relacionados con el tratamiento de la información.

 

Pruebas exhaustivas

 

Antes de su puesta en funcionamiento, el sistema ha sido sometido a un exhaustivo proceso de pruebas, tanto por parte de pilotos expertos y usuarios habituales y ocasionales de motocicletas de 125 c.c. como por técnicos especializados del Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre, Cesvimap, ubicado en el Polígono de Las Hervencias de la capital abulense.

 

Entre los parámetros analizados en esta fase de pruebas destaca “la precisión conseguida” en la medición de los kilómetros recorridos, así como “la eficacia” del equipo para alertar de forma inmediata de movimientos no autorizados en el vehículo, intentos de robo o tentativas de sabotaje del equipo. En las pruebas realizadas destaca también la “alta fiabilidad” de los sensores de impacto, “elementos clave”, ya que permiten filtrar correctamente la información relativa a posibles accidentes o caídas de la motocicleta con vistas a poner en marcha el proceso de atención sanitaria urgente, explican fuentes de la compañía Mapfre.