Nutrition Spain , León, Monday, March 26 of 2007, 15:49

EL Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias ensaya tratamientos fungicidas contra los hongos que afectan a la alubia

También estudia la obtención de semillas libres del virus causante del mosaico común, una de las enfermedades que más perjudica a esta planta

MJF/DICYT El Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias de la Universidad de León desarrolla varías líneas de investigación centradas en la planta de la alubia dirigidas, por un lado, al ensayo de tratamientos fungicidas con el objetivo de seleccionar el más adecuado para combatir los hongos del género fusarium y, por otro, a la obtención de semillas libres del virus causante de la enfermedad del mosaico común. Los estudios también abarcan la selección de cepas de un tipo de bacteria para fijar nitrógeno atmosférico en sustitución del abono empleado con esta finalidad.

 

El ensayo de fungicidas se realiza tanto con estudios de campo como de laboratorio con la finalidad no sólo de determinar el más adecuado en cada caso, sino también el momento más óptimo para aplicar el tratamiento. Así lo explica el profesor Pedro Casquero, quien hoy toma posesión del cargo de director del Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias y señala que los ensayos se realizan a petición de los agricultores y se desarrollan en sus propios campos de cultivo para estudiar la eficacia real de los fungicidas.


Por otra parte, los responsables de la investigación han decidido recurrir en cada una de las pruebas a productos reales de manera que al finalizar el trabajo sea posible dicriminar entre la gran variedad de los existentes en el mercado en función de su eficacia. Casquero señala que las pruebas son financiadas por la Diputación Provincial de León y se concretan en recomendaciones para el agricultor sobre el tipo de fungicida más adecuado a sus cultivos. Para ello, las pruebas de laboratorio incluyen el estudio del crecimiento de cada hongo en función del producto aplicado.

Otra línea de investigación que realiza el Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias en relación con las alubias se centra en el desarrollo de métodos de multiplicación de semillas para obtener unidades libres de la enfermedad del mosaico común, una de las más frecuentes en este cultivo y que produce una reducción del rendimiento deteriorando también el desarrollo de las plantas. En este sentido, los estudios se dirigen a la multiplicación de semillas aisladas del exterior en invernaderos y dotadas de mallas antipulgón, que son los agentes transmisores de esta enfermedad.

También sobre las alubias se centra otro estudio que se desarrolla a través de una tesis doctoral y que se dirige a la selección de un tipo de bacterias, rizobium, presentes en los suelos de cultivo de la planta y que tienen la propiedad de fijar nitrógeno atmoférico a la raiz estableciendo una relación simbiótica con su hospedador. En este caso el objetivo es elegir las más efectivas de las existentes en la provincia de León para emplearlas en sustitución de los abonos nitrogenados.

Además, el Departamento también ensaya sistemas de cobertura del suelo mediante cultivos cubierta empleando plantas como el centeno para controlar las malas hierbas en los cultivos de alubia, ya que son de carácter aeropático, es decir, dificultan la germinación de semillas de estas plantas invasoras.

Tomate de Mansilla

 

Este mismo sistema de cultivos cubierta también se emplea en el caso de la variedad de tomate de Mansilla de las Mulas, en el que también se incorpora el uso de plásticos biodegradables, no sólo como alternativa a los herbicidas sino también como mecanismo de control de la temperatura y humedad de los cultivos.

En el caso del tomate de Mansilla también se estudian métodos de conservación que alarguen la vida útil del mismo. Para ello, se analiza su tasa de respiración en comparación con variaciones híbridas y se plantea la fabricación de una atmósfera modificada en función de los resultados obtenidos, ya que la respiración del tomate en un envase cerrado produce CO2 que ralentiza la respiración total y alarga su vida útil. La variedad de esta localidad leonesa goza de una calidad superior demostrada, pero el escaso grosor de su piel dificulta sus posibilidades de conservación y, como consecuencia, ofrece problemas para su transporte y comercialización.