Health Spain , Salamanca, Thursday, May 27 of 2010, 18:33

El ejercicio físico reduce la probabilidad de padecer cáncer de mama, colon, endometrio y próstata

Juan Jesús Cruz, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, participa en una jornada sobre deporte y oncología

CGP/DICYT Existen evidencias científicas que apuntan a que el ejercicio físico reglado reduce la probabilidad de padecer cáncer de mama, colon, endometrio y próstata. Éste es uno de los aspectos que ha abordado Juan Jesús Cruz, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, en una jornada sobre deporte y oncología celebrada en Madrid. El experto ha puesto de manifiesto que el ejercicio físico es también un factor de prevención del cáncer por sí mismo, ya que reduce otro factor de riesgo importante, la obesidad.

 

“El envejecimiento de la población y la mayor supervivencia de los enfermos con cáncer han supuesto un aumento significativo del número de pacientes con esta patología. Cada año, aumenta su incidencia en nuestro país, pero al mismo tiempo afortunadamente disminuye también su mortalidad, lo cual refleja los avances conseguidos en el diagnóstico precoz y el tratamiento”, ha destacado el doctor.

Por su incidencia, prevalencia y mortalidad en España el cáncer es una de las enfermedades de mayor relevancia en la actualidad y, por tanto, un problema de salud prioritario. De cara a un futuro, el documento El Cáncer en España, editado por la SEOM, señala que la incidencia global de cáncer prevista para la población española en el año 2015 es de 222.069 personas (136.961 varones y 85.108 mujeres), siendo el tipo más frecuente el cáncer colorrectal, por delante, en términos globales, del cáncer de pulmón y de mama. En este contexto, el doctor asegura que el 35 por ciento de los fallecimientos causados por tumores que están relacionados con las malas dietas, “y dentro de estos casos, buena parte se debe al exceso de calorías”.

 

Beneficios del ejercicio físico

 

Los beneficios del ejercicio físico para el paciente oncológico son fundamentalmente cuatro: mejora de las defensas del organismo, ayudando a la recuperación y evitando complicaciones clínicas colaterales; mejora en la motivación personal y la autoestima; incremento en las relaciones sociales y mayor capacidad de empatía; y aumento del bienestar personal y de la felicidad.

Según la infromación de la organización del evento facilitada a DiCYT, la inactividad es uno de los desencadenantes de la fatiga, debilidad y pérdida de capacidades funcionales de los enfermos de cáncer, disminuyendo así su calidad de vida. Por otro lado, el envejecimiento de la población y la mayor supervivencia de los enfermos con cáncer han supuesto un aumento significativo del número de pacientes oncológicos. Se prevé que en 2015 el cáncer afectará a 222.069 personas en nuestro país.

La jornada Deporte y enfermedades oncológicas, una alianza en beneficio del pacient” forma parte del ciclo El deporte y..., una iniciativa de la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid, a través de su Cátedra.