Technology Spain , Valladolid, Friday, March 28 of 2008, 17:03

La Policía Local de Valladolid estrena dos equipos móviles que detectan estacionamientos indebidos

El sistema, compuesto por dos cámaras y una pantalla táctil, comenzará a funcionar el 1 de abril

YG/DICYT La Policía Local de Valladolid se ha dotado de dos vehículos que disponen de sendos equipos móviles que detectan los estacionamientos indebidos de los coches a efectos de denunciar la infracción. El sistema, que comenzará a funcionar a partir del próximo 1 de abril, está compuesto por dos cámaras, una digital que capta fotografías en blanco y negro y otra de lectura de matrículas, las cuales van instaladas en el techo del coche policial. La información que captan se trasmite a una pantalla táctil instalada en el interior del vehículo, que es manejada por el agente.

 

Multacar, que es como se denomina este sistema, ha sido diseñado por la empresa Telvent. Sus responsables han explicado a DICYT que es el policía quien maneja el posicionamiento de estas cámaras, que pueden girar 360 grados. La imagen captada se visualiza en una pantalla de ordenador ubicada en el interior del coche policial, que permite además localizar en una base de datos los coches sobre los que pesa un requerimiento especial, es decir, si es robado, no ha pasado la ITV o no tiene el seguro obligatorio en regla.

 

Estacionamientos indebidos en zonas de carga y descarga, paradas de autobús, pasos de peatones o doble fila serán algunas de las prácticas que perseguirán estos dos vehículos, que ya funcionan en otras ciudades españolas, ha explicado el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva. La multa no se depositará en el parabrisas del coche, sino que se tramitará de forma electrónica.

 

Según anunció el responsable del Consistorio vallisoletano, además de este sistema, la Policía Local estrenará un nuevo programa informático para la gestión de las multas con el que se pretende acelerar su tramitación administrativa. El funcionamiento de todos estos nuevos medios, además del de los radares fijos, móviles y los denominados Fotos rojo, que detectan vehículos que se saltan los semáforos en rojo, será supervisado por un equipo compuesto por un oficial y cinco agentes.