Nutrition Spain , León, Friday, April 20 of 2007, 18:59

La Universidad de León realiza estudios de evaluación agronómica de hortícolas para la empresa Ensaladas Verdes

Dirigidos a analizar el ciclo de las plantas, las enfermedades y plagas que les afectan y sus fisiopatías

MJF/DICYT El Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias de la Universidad de León realiza estudios de evaluación agronómica para la empresa Ensaladas Verdes destinados a seleccionar las especies hortícolas que mejor se adaptan al cultivo en la provincia de leonesa, que serán empleados en la planta de transformación de estos productos que la compañía pondrá en marcha en la localidad de Villarejo del Órbigo a lo largo de este año. Para ello, la institución académica leonesa realiza desde análisis del ciclo de las plantas y de las enfermedades y plagas que les afectan hasta los factores que influyen en su crecimiento y sus fisiopatías.

 

Los estudios se centran en distintos tipos varietales de lechuga (Lactuca sativa), como las batavias, trocadero, de hoja de roble, iceberg y lollos, junto a distintas clases de escarola. El director del Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias de la Universidad de León, Pedro Casquero, explica que el proceso comienza con la plantación de las lechugas en semilleros de un vivero profesional que después de un periodo de entre dos o tres semanas son trasplantadas a los terrenos de ensayo, en este caso en dos fincas cedidas con esta finalidad por la Diputación Provincial y ubicadas en las localidades de Bustillo del Páramo y Almázcara.


Durante el cultivo de las plantas se realizan los distintos estudios de evaluación agronómica para analizar su ciclo, relativo al número de días que tardan en formarse, y las enfermedades y plagas que pueden afectarles. Según explica Pedro Casquero las lechugas pueden sufrir enfermedades causadas por hongos, como el mildiu y la botritis, y también plagas originadas por un tipo de orugas conocidas como minadores de hojas que atacan a distintas partes de las mismas.


Las investigaciones realizadas por el Departamento de Ingeniería y Ciencias Agrarias de la Universidad de León también abarcan el análisis del crecimiento de las plantas y de las fisiopatías, que afecta negativamente al acogollado de la lechuga como consecuencia del espigado de la misma, que se produce cuando en el centro de la planta crece un tallo que dará lugar a flores con sus consiguientes frutos. Normalmente este proceso se da a partir de los dos meses del trasplante pero, a veces, se adelanta y daña la producción confiriendole un sabor amargo.

 

Con posterioridad a estos estudios sobre el cultivo de las plantas, la Universidad de León también realiza un análisis estadístico de los datos recogidos para recoger los más significativos con el objetivo de extrapolarlos a próximas campañas. Las conclusiones obtenidas servirán a la empresa Ensaladas Verdes para seleccionar no sólo los tipos varietales de las especies cultivadas, sino las variedades de las mismas más idóneas para su producción en la provincia leonesa.


Otros de los trabajos que los investigadores de la Universidad de León prevén realizar en colaboración con la empresa en un futuro son los análisis organolépticos de las plantas, así como de los fertilizantes más adecuados a emplear en cada caso, de la mejora de los sistemas de producción y de detección de residuos de pesticidas en los alimentos cultivados.


La puesta en marcha de la planta de transformación de productos hortícolas de Ensalas Verdes se encuentra prevista a partir del próximo verano. Tendrá una producción neta de 2.350 toneladas anuales y generará inicialmente una decena de puestos de trabajo y un total de 25 cuando se encuentre funcionando a pleno rendimiento.

Productos de cuarta gama

La compañía comercializará sus productos con la forma de cuarta gama, es decir, lista para su consumo en el mercado, mediante un proceso que comprende la limpieza de los vegetales, su lavado, corte y posterior envasado en un film plástico. Finalmente la empresa emplea gases, como CO2 ó nitrógeno, que facilitan su conservación durante nueve días.