Technology Spain León, León, Tuesday, January 22 of 2008, 17:23

León y Burgos prueban un sistema para comprobar si los vehículos tienen seguro obligatorio

Se trata de un dispositivo instalado en un coche patrulla capaz de leer la matrícula y compararla con una base de datos sobre vehículos sin seguro

IGC/DICYT Las provincias de León y Burgos participan en un programa de prueba de un nuevo sistema para comprobar si los coches disponen de seguro obligatorio. Se trata de varios dispositivos ubicados en dos coches patrulla, uno por cada provincia, capaces de leer la matrícula y compararla con una base de datos de vehículos asegurados. La Dirección General de Tráfico probará a partir de mañana tres sistemas distintos en doce provincias españolas para comprobar su eficacia y extender el mejor.

 

Según una nota hecha pública hoy por el Ministerio del Interior, los sistemas se ensayarán en 12 coches patrulla de la Guardia Civil de Tráfico de Madrid, Toledo, Sevilla, Granada, Valencia, Badajoz, Zaragoza, León, Burgos, A Coruña, Navarra y Asturias.

 

El instrumento se compone principalmente por un sistema de video integrado en un ordenador, que mediante una cámara permite leer la matrícula de los vehículos que circulan a su alrededor y contrastarla con las existentes en una base de datos local que lleva cargada en el disco duro (con información facilitada por el gremio de aseguradoras y su cruce con el Registro de Vehículos de Tráfico), lo que permite a los agentes conocer en tiempo presente si alguno de vehículos consultados presenta algún tipo de incidencia, tales como carencia de seguro obligatorio, ITV, robado u otros.

 

El sistema es sencillo de uso, instalación y mantenimiento. La cámara de lectura de matriculas puede ir instalada en el interior o en el exterior del vehículo y en la parte delantera o trasera. Puede leer en varios carriles de circulación a la vez y en condiciones adversas de luz o lluvia. Los coches patrulla se han equipado con tres sistemas de fabricantes distintos para probar su eficacia. Finalizada la prueba inicial con los diferentes sistemas, se procederá a la extensión de la mejor tecnología a otros coches patrulla.

 

El sistema que se ensaya a partir de mañana va equipado con la base de datos de vehículos sin seguro, pero en el futuro está previsto añadir otras bases de datos como las de vehículos robados, vehículos requisados, vehículos buscados o de otras aplicaciones.