Health Spain Ávila, Ávila, Tuesday, May 12 of 2009, 18:03

Profesionales de toda España estudian en Ávila el manejo nutricional de los pacientes hipertensos

Al año fallecen en España 45.000 personas por problemas relacionados con esta patología

MMG /DICYT Médicos llegados de toda España participarán a partir del próximo viernes en las V Jornadas de la Asociación Castellano y Leonesa de Hipertensión Arterial (ACLHA) que este año se celebran en Ávila con un objetivo: definir las estrategias de aplicación de las medidas para una correcta prevención cardiovascular, y con ellas, de la hipertensión arterial.

 

Pero, además, está previsto que en el encuentro se presenten los últimos avances obtenidos en torno al manejo de esta patología y se hable sobre su incidencia en la región y los mejores métodos para prevenirla.

En este sentido, el programa dedica prácticamente todo un día al estudio del manejo nutricional del paciente con hipertensión arterial, con las ponencias de la doctora Josefa Panisello.

 

A lo largo de las jornadas se presentará asimismo el Documento de Consenso: Hipertensión y Política de Salud de España, realizado por 23 entidades científicas españolas y el Foro Español de Pacientes, que pretende disminuir el número de fallecimientos relacionados con esta enfermedad y que esta patología sea considerada como un problema de salud pública. No en vano, en España se producen cerca de 45.000 fallecimientos relacionados con la hipertensión, de los cuales, 5.000 corresponden a personas mayores de 65 años.

 

Es más, según los expertos en 2025 la hipertensión arterial habrá aumentado un 24% en los países desarrollados y hasta un 80% en los países desarrollados.

 

El Documento Hipertensión y Política de Salud de España cuenta con tres vertientes: los organismos sanitarios, a los que pide que tomen conciencia acerca del impacto de las enfermedades cardiovasculares derivadas de la hipertensión arterial en cada región española; los profesionales médicos, con el objetivo de que cuenten con los recursos necesarios para que la atención al paciente sea reglada y dirigida; y por último, los pacientes, para que a través de las campañas de información sanitaria, conozcan su patología y, en consecuencia, sean partícipes de su tratamiento.