Technology Spain , Zamora, Friday, July 03 of 2009, 13:03

Reciclar los desechos de construcción en busca de materiales sostenibles

Un estudio plantea alcanzar el 100% de reutilización en este sector

Isaac Barrientos/DICYT Transformar los vertederos de materiales de construcción en parques y conseguir materiales reciclados con aquellos que ahora son sólo desechos. “Además, el cien por cien del nuevo material va a ser reciclado, y eso es la primera vez que se va a hacer en España”, según ha explicado Natividad Antón, la directora de un estudio sobre reciclado de materiales cerámicos provenientes de la industria de la construcción, con el objetivo de conseguir un desarrollo sostenible, que están llevando a cabo los Departamentos de Construcción y Agronomía, Informática Automática e Ingeniería Mecánica de la Escuela Politécnica de Zamora de la Universidad de Salamanca.

 

Lograr que el todos esos materiales sean reciclados al completo es uno de los grandes retos de este proyecto. Natividad Antón ha señalado que “conseguir piezas que puedan ser utilizadas nuevamente en la construcción, partiendo de residuos como el hormigón, es difícil, pero ahí está el avance, porque los resultados que obtengamos van a ser muy importantes, y puede que haya empresas que se den cuenta de que estos procesos de reciclaje les puedan ser útiles y decidan aplicarlos”. A esta utilidad práctica se une que este tipo de materiales cerámicos se extraen de la mina, un proceso que se eliminaría con el reciclaje, “porque obtendremos materiales como los originales y nuevos, pero sin la necesidad de extraerlos del subsuelo”, ha afirmado Antón.

 

Actualmente, el reciclaje se está aplicando a residuos de gran tamaño, para utilizarlos como rellenos de carreteras, pero en este proyecto se trabaja “con la fracción final para hacer materiales sinterizados o cocidos, que pueden volver a ser un ladrillo o también pueden servir para los suelos”, ha puntualizado la investigadora principal. Uno de los investigadores que trabajan en este estudio, Antonio Herrero, ha explicado que en una primera fase “se preparan los materiales, se muelen y se separa la parte más gruesa de la más fina”. Después, el horno de sinterización, “sirve para realizar las muestras”. Por último, con el tribómetro, “se estudian las propiedades de las muestras obtenidas”.

 

Tanto Antón como Herrero han coincidido en señalar la importancia de la sostenibilidad para este tipo de proyectos. “Hay que utilizar bien las cosas, ampliar el ciclo de vida de los materiales, reducir el gasto energético y que haya menos impacto ambiental”, ha destacado Antón. Por su parte, Antonio Herrero ha subrayado que este tipo de proyectos son importantes porque “el reciclado es el futuro de un planeta sostenible”.

 

Optimizar el proceso

 

En el ecuador de este proyecto de tres años, Natividad Antón ha afirmado que “nos hemos centrado en los materiales base ladrillo y base hormigón, porque si controlamos la dilatación y contracción de las piezas y si se deforman o no, es algo muy importante. De todos los materiales analizados, hemos conseguido optimizar el proceso para dos tipos de muestras que se comportan muy bien frente al desgaste y tienen buenas propiedades mecánicas”. En el futuro, el objetivo es aplicar estos avances “a una producción más masiva y hacer ensayos de fiabilidad, de momento hay que tener bastante cuidado a la hora de procesar el material, porque uno de los grandes fallos que puede haber es que queden ocluidos gases que puedan mermar el rendimiento de la pieza, pero eso también ocurre en un ladrillo convencional. Lo que hay que intentar es minimizar al máximo este tipo de fallos”, ha destacado Antón.

 

Futuro multidisciplinar
En este proyecto trabajan investigadores de los Departamentos de Construcción y Agronomía, Informática Automática e Ingeniería Mecánica de la Escuela Politécnica de Zamora de la Universidad de Salamanca, “y parece que hay gente interesada del Departamento de Matemáticas”, ha asegurado Natividad Antón, quien ha añadido que “estamos buscando crear un grupo de investigación multidisciplinar, que implique a parte de la Escuela para fomentar la colaboración de varios departamentos y áreas”.Uno de estos proyectos que ahora están en marcha, y que continúla la línea de investigación, estudia cómo lograr el reciclaje de las virutas de aluminio.