Technology Spain , Valladolid, Thursday, October 04 of 2012, 14:47

Un nuevo sistema de recarga de vehículos eléctricos aprovecha la energía de frenado de los trenes

La denominada “ferrolinera” se ha presentado hoy en el marco del Salón del Vehículo y Combustible Alternativos de Valladolid

Cristina G. Pedraz/DICYT El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias de España (ADIF) ha desarrollado un nuevo sistema de recarga de vehículos eléctricos que aprovecha la energía procedente del frenado de los trenes. Como ha detallado en declaraciones recogidas por DiCYT el experto en electromovidad de ADIF Joaquín Coleto, cuando un tren llega a una estación y frena devuelve una gran cantidad de energía eléctrica a la red, puede ser aprovechada por otro tren para arrancar. No obstante, “si no hay otro tren que tenga que arrancar esa energía se disipa porque no cabe en el circuito, es energía que se tira a la basura”.


En este contexto surgió el proyecto, con el que se puede reaprovechar hasta 51 gigavatios de energía eléctrica, “aproximadamente el 8 por ciento de lo que gasta el tren”. Pero, ¿dónde meter toda esa energía? La respuesta está en el dispositivo diseñado, la “ferrolinera”, compuesta por “un cambiador de tensión con unos rectificadores, donde la energía se lleva a unos supercondensadores”.


Coleto recuerda que la red ferroviaria de ADIF está compuesta por más de 13.000 kilómetros de vías que recorren todo el país. “Es una red que ya está construida y está funcionando, no hay que invertir en ella, y se podría construir una pequeña subestación eléctrica en cualquier punto de la red”, subraya.


Asimismo, las estaciones de tren se sitúan en el centro de las ciudades, lo que supone una gran ventaja para la instalación de “ferrolineras”. A través del proyecto, el objetivo no es solo recuperar la energía procedente del frenado de los trenes, sino también utilizar la energía solar fotovoltaica disponible en las marquesinas que se instalarán en los aparcamientos de las estaciones.


Como efectos positivos del proyecto, cuyo primer prototipo está implantado como experiencia piloto en la estación Málaga-María Zambrano, el experto indica “la incorporación de la generación de energía renovable, el aprovechamiento de la energía de frenado de los trenes, el almacenamiento y devolución de energía a la red eléctrica, la posibilidad de ofrecer carga rápida y lenta al vehículo eléctrico o la ergonomía y funcionalidad para el usuario”.


Adif ha recibido una subvención, por importe de 1.485.268 euros, del programa INNPACTO del Ministerio de Economía y Competitividad para el desarrollo de este proyecto. El objetivo de este programa es propiciar la creación de acuerdos de cooperación entre organismos para la realización de proyectos de I+D+i que ayuden a potenciar la actividad innovadora en nuestro país.